¿Tus clientes rebotan? ¿Qué es y cómo mejorar el porcentaje de rebote en tu web?

tasa de rebote

¡Mala señal!

Es como el que ve el tráiler de una película, pero pasa de comprar las entradas para verla completa.

O como el que ve un escaparate, pero no se anima a entrar a la tienda.

O como el que prueba una de aquellas chistorritas que regalan en el súper, pero le sonríe a la persona que la ofrece y sala por piernas sin comprarla.

Ves a lo que nos referimos, ¿verdad?

Hay algo que falla.

–¿Qué es lo que falla?–

Te lo comentamos en un segundo, pero antes, vamos a ver qué es el porcentaje de rebote de tu web.

¿Qué es el porcentaje de rebote?

Una persona que “rebota” es la que aterriza en una página concreta de tu web y/o blog y marcha sin seguir indagando en otras páginas.

O, en otras palabras, la tasa de rebote mide las visitas en las que el usuario abandona la web por la misma página por la que llegó sin haber interactuado con ella.

¿Por qué marcha?

Por varios motivos.

Puede que lo que tú le ofreces no sea lo que busca.

Y punto.

Puede que no haya conectado con el mensaje visual y escrito de tu web y haya decidido marchar.

Eso pasa.

Si se trata de un blog, puede que lea tu artículo, pero desaparezca en uno de los enlaces que propones (por eso, ¡debes siempre configurar los enlaces a otras páginas para que se abran en una página distinta!).

¿Cómo sé si mi tasa de rebote es alta o baja?

​Los siguientes porcentajes, obtenidos de Kubik Interactive, te orientarán a la hora de evaluar si los niveles de rebote de tu usuario son aceptables o no:

  • Blog y páginas de contenido: 35% – 55%
  • E-commerce: 20% – 40%
  • Landing Pages: 25% – 45%
  • Sitios web corporativos: 15% – 30%

De acuerdo, has hecho tu análisis en Google Analytics y los porcentajes no pintan bien.

Tus usuarios no interactúan con tu web.

Visitan una página y la abandonan sin seguir explorando el resto de tu web.

¿Qué es lo que falla en realidad?

Puede que fallen una serie de factores.

Pero, normalmente, lo que suele fallar es la experiencia de tu usuario.

En otras palabras, no se siente a gusto en tu web.

Te lo comentábamos ya en ¿Qué es la experiencia de usuario y por qué debe ser espectacular? :

La experiencia de tu usuario es “la emoción, la intuición, la conexión y el nivel de satisfacción que un usuario vive y siente al interactuar con una web”.

Si no se siente a gusto durante la visita, e incluso se queda con un mal sabor de boca después de visitarla, eso significa que su experiencia en tu web no ha sido positiva.

Tu tasa de rebote es uno de los mejores indicadores de la experiencia de tu usuario.

Es cierto, hay otros factores que entran en juego…

Puede que tu estrategia de marketing de contenidos no sea correcta…

Que tu página web no esté bien optimizada…​

Pero, desde luego, tu tasa de rebote pone un interrogante gigante sobre la experiencia de tu usuario en tu página web.

Si estuviese viviendo una experiencia agradable, no tendría la inclinación a esfumarse.

Querría seguir disfrutando de tu web.

Recorrerla con calma.

Disfrutar de cada parada.

Y conocerla a fondo.

Si tu tasa de rebote te dice que eso no sucede, tienes que intentar ofrecer una experiencia de usuario inolvidable.

–¿Cómo?–

Recurre a los profesionales del diseño web.

No pierdas tu valioso tiempo intentando mejorar tú el diseño…

Recuerda lo que ya hemos comentado algunas veces: ¡el 94% de visitantes rechaza o desconfía de una página web por su apariencia!

Si tu usuario se encuentra con una web casera de infraestructura compleja, diseño aburrido, poca legibilidad y mensaje poco seductor, puedes estar seguro de que vas a sumar otra cifra a tu tasa de rebote.

No pierdas tu tiempo.

Y no pierdas clientes.

En POM Standard creamos páginas web económicas que ofrecen una experiencia de usuario espectacular.

¡Ya verás, van a ser pocos los que van a querer salir de ella!

¡Escríbenos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POM Standard trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.