Así jugamos los diseñadores web con las musas de la creatividad

Es aterrador, no lo vamos a negar.

Aún y con todos los años que llevamos, oír aquello de “lo dejo en vuestras manos, ¡a por todas!” nos sigue haciendo sudar las manos.

¿Se nos acabarán algún día los jugos creativos?

¿Y si deja de funcionar “el interruptor” de la creatividad?

Pero luego, es como si algo nos poseyese…

A la que te pones, tu mente va por libre…

Y muchas veces incluso te sorprendes a ti mismo/a con el producto final de tu creatividad.

¿Qué es eso?

¿Qué es esa corriente que se apodera de tu mente y te da el poder de crear algo inimaginable de cero?

Hoy te contamos qué es la creatividad y cómo jugamos los diseñadores con ella.

¿Qué es la creatividad?

Seguramente hay tantas definiciones como personas.

Pero, esta nos mola mucho:

«La creatividad es un proceso que produce resultados que son originales y de valor».

¿Por qué?

Porque subraya los tres elementos que nosotros consideramos ser fundamentales:

  1. Define a la creatividad como un proceso, no un resultado final.
  2. Demuestra que el proceso es importante pero no suficiente. La creatividad debe dar resultados.
  3. Aclara que los resultados deben ser originales y de valor.

¿Cómo genera nuestro cerebro el proceso, los resultados y la originalidad?

¿Recuerdas aquello que se nos ha dicho toda la vida de que la creatividad ocurre en el «cerebro derecho»?

Pues no es cierto.

En el cerebro de la persona creativa actúan tanto la mitad izquierda como la derecha.

De hecho, no es que haya un área concreta donde se genere la creatividad.

Hay tres «redes» cerebrales que participan en la creatividad:

  1. La red de atención ejecutiva:  o la actividad cerebral que utilizamos al identificar y resolver un problema, o decidir qué es lo que necesitamos para ser creativo/as.
    Es decir, cuando el equipo de POM se reúne y se estruja el cerebro para pensar «¿Cuál es la mejor manera de diseñar un formulario para que el usuario no se distraiga?», estamos utilizando la Red de Atención Ejecutiva.
  2. La red de la imaginación: de manera casi inconsciente, esta red revisa nuestros conocimientos y recuerdos, y ejecuta simulaciones de posibles formas de crear ese formulario, en este caso.
  3. La red de la saliencia: inconscientemente, esta red supervisa la actividad en la Red de la Imaginación y decide qué elegir y destacar en nuestra conciencia. Es el típico momento «¡Eureka!».

¿Qué puedes hacer para que estas tres redes de la creatividad estén en Top Shape?

¿Qué puedes hacer para ser más creativo/a?

Nosotros seguimos los siguientes procesos que, aunque parezcan puro sentido común, nos ayudan muchísimo a apretar el acelerador de la creatividad.

  • 1.Identificamos claramente nuestra intención

Plasmamos por escrito cuál es el problema que queremos resolver o la idea que queremos desarrollar. Es decir, activamos la Red de Atención Ejecutiva.

  • ¿Cómo representamos el concepto de esta marca?
  • ¿Cómo organizamos los datos en pantalla para que el usuario pueda encontrar lo que busca fácilmente?
  • ¿Podemos mostrarlos visualmente de otra manera que no sea una tabla?
  • 2.Pausamos

¿Ya?

¡Pues qué bien que vivís en POM Standard!

Sí, no lo vamos a negar, pero esta pausa ni es accidental ni es resultado de nuestra mentalidad zen.

Es una pausa intencional que solemos hacer después de cualquier actividad mental intensa.

¿Por qué?

Porque si la Red de atención ejecutiva está constantemente comprometida, es difícil para la Red de la imaginación ponerse a trabajar.

Así que, nos vamos a desayunar, o salimos a caminar, o cualquier cosa que nos apetezca en aquel momento.

  • 3.¡Registramos nuestros momentos Eureka!

Recuperados del esfuerzo mental, le damos licencia a la Red de Saliencia para que empiece a enviar ideas al cerebro.

Estamos listos para recibir los mensajes.

Sabemos que la inspiración puede llegar en cualquier momento, así que nos mantenemos alerta y listos para registrar las ideas que nos llegan de nuestra mente.

También sabemos que las buenas ideas, tal como vienen, van.

¡Hay que capturarlas en cuanto hacen acto de presencia!

  • 3.Pasamos de lo conceptual al detalle

Se ha demostrado que una de las características principales de una persona creativa es su capacidad para acercarse y alejarse, de los conceptos a los pequeños detalles.

Y eso es lo que intentamos hacer en POM Standard.

Creamos un concepto.

Trabajamos los detalles.

Y pensamos en las implicaciones de lo que acabamos de esbozar.

Para luego volver a descender a nivel de detalle.

Una montaña rusa creativa que ahora mismo puede que te parezca una locura, pero que con el tiempo y la práctica tú también vas a poder dominar.

Para nosotros, las mejores creaciones son las que nos permiten ir y venir entre los niveles macro y micro.

Pero, puede que para ti, tu proceso creativo sea distinto.

¡Y sobre todo recuerda!

¡La palabra proceso y la palabra creatividad no están reñidas!

Un buen proceso te ayuda a ser creativo.

Un buen proceso cuida los detalles, te ayuda a analizar los elementos y a establecer tu intención.

No te preocupes por las restricciones.

Muchos creen que tener restricciones significa que no se puede ser creativo.

Pero, en realidad, se ha demostrado que las personas son más creativas cuando hay restricciones.

Así que, no te preocupes.

La creatividad es tu amiga.

Y si no has tenido el placer de conocerla todavía, ¡tranquilo/a!

Dale su tiempo.

Seguro que cuando se despierte, ¡vas a flipar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *