La teoría de los colores y cómo traducirla con éxito en el diseño de tu web

La importancia del color en una marca

¿Te suena esta cajita?

La importancia del color en una marca

¿Sabes a qué empresa representa?

Es la famosa caja azul de Tiffany’s.

Un codiciado símbolo de la sofisticada joyería que solo vas a poder conseguir comprando algo en la tienda.

¡Pero, cuidado, porque incluso si la buscas por internet de segunda mano, vas a tener que desembolsar una cantidad considerable!

¡Y estamos hablando de una simple cajita!

¿O no?

¡En absoluto!

Estamos hablando de muchísimo más.

Estamos hablando de un elemento valiosísimo de cualquier marca: su color.

Tiffany’s lo tenía clarísimo.

Sabía lo mucho que la gente identifica una marca por su color e inmediatamente registró el azul turquesa de la caja, la propia caja y el lazo satinado que la envuelve.

Y así nació Pantone No. 1837, haciendo referencia al año en el que Tiffany’s fue fundado.

¡Un color inventado por la marca y registrado bajo su nombre! ¿Te imaginas?

¿Cómo se iban a arriesgar a que viniese alguien y copiase uno de los elementos más emblemáticos de la empresa?

El azul de “huevo de petirrojo” demuestra lo poderoso que puede llegar a ser un color para la identidad de una marca.

Algo que, en POM Standard, tenemos clarísimo.

Por eso cuando Leyre Cano llamó a nuestra puerta, nos pusimos nuestros thinking caps inmediatamente.

¡Había que encontrar los colores que la representasen a la perfección!

¿Por dónde empezamos?

Exactamente por donde empezamos siempre: la personalidad de la marca.

Y de allí pasamos a la teoría del color.

 

La personalidad de la marca de Leyre Cano

Leyre es una psicopedagoga muy especial.

Ella acompaña a organizaciones y a todo tipo de personas a desarrollar su potencial, jugando.

Sí, jugando.

¿Por qué jugando?

Porque, como ella misma dice, “el juego es una mina de posibilidades. Recuperándolo y dándole el valor que le corresponde descubrirás una vía para acceder a tus talentos olvidados o simplemente oxidados. Y a través de un proceso empoderador podrás vivir una vida profesional y personal más plena.”

Ejemplos de diseño web para psicopedagoga

 

Lo teníamos bastante claro.

Su personalidad encajaba con las tres primeras dimensiones de la personalidad del branding: sinceridad, entusiasmo y capacidad.

Las otras dos, sofisticación y aspereza no eran Leyre para nada.

 

En su marca dominaba, por encima de todo, su sinceridad.

Leyre transmitía calidez y sinceridad

Pero también muchísimo entusiasmo…

Y a través de los juegos, Leyre despertaba esa honestidad casi infantil que todos llevamos dentro.

Así que nuestro siguiente paso fue recurrir al libro sagrado del diseño gráfico: la teoría de los colores.

 

Traduciendo la personalidad de Leyre a los colores de su web

¿Qué es la Teoría de los Colores?

Es la ciencia que estudia cómo afectan los colores a las personas.

Porque afectar, nos afectan, ¡de eso puedes estar seguro/a!

En el caso de Leyre apostamos por los tonos anaranjados y amelocotonados que ahora mismo puedes ver en su web.

Porque el Naranja combina la energía del rojo y la alegría del amarillo.

Se suele asociar con la diversión y el juego.

Con el entusiasmo, la felicidad, la inspiración, la estimulación y la creatividad.

Precisamente las emociones y características que Leyre quería transmitir a sus clientes y seguidores.

Curiosamente, además, a los ojos humanos el naranja es un color que da sensación de calor.

También aumenta el suministro de oxígeno al cerebro, produciendo un efecto vigorizante, y estimulando la actividad mental.

Y así tomó forma la web de Leyre Cano, de la que nos sentimos súper orgullosos y ¡con la que ella está encantada!

Es una web en la que los colores están pensados para desencadenar asociaciones positivas muy concretas entre sus clientes potenciales.

Para provocar un impacto.

Y eso es lo que intentamos hacer siempre en POM Standard.

Creamos marcas y webs que infunden al cliente una experiencia sensorial completa que aprovecha al máximo los centros emocionales del cerebro.

¡Y los colores nos ayudan siempre a crear el efecto deseado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *