Cómo contar la historia de tu marca en tu página web gracias al storytelling y el diseño.

Storytelling y diseño web | POMStandard|

¿No crees que a veces esperamos demasiado de nosotros mismos?

Ahora resulta que todo el que tiene un negocio digital tiene que ser experto en diseño web, en edición de fotografía y de vídeos, en redacción persuasiva, en identidad de marca y en todo lo que antes era dominio de los grandes del marketing y de la publicidad.

¿Cómo?

¿Cómo vas a hacerlo todo y hacerlo bien?

Nosotros estamos convencidos de que, para empezar, hay que dejar las cosas claras, por eso, hoy queremos resolver otra de las dudas que asedian a nuestros clientes en POMStandard.

Se trata del cuento del Storytelling.

¿Te suena?

Seguro que sí, porque después del SEO y del copywriting es uno de los temas más hablados, pero a la vez más desconocidos del internet.

—¿Que cuente mi historia?—  preguntan muchos clientes.

—¿Qué historia? ¿Y cómo la cuento? ¿Y a quién le va a interesar?—

Preguntas muy acertadas que hoy queremos aclarar.

 

¿Qué es el Storytelling?

Del inglés “narrar una historia”, en el ámbito del marketing (digital o no), el storytelling es una táctica empleada por diseñadores, copywriters y publicistas para establecer un vínculo emotivo con el usuario, forzándolo a prestar atención a la historia en lugar del producto.

Esa es la definición oficial.

Y viene a querer decir que cuentes tu historia porque es una de las maneras más eficaces de establecer un vínculo emotivo con el visitante que llega a tu web, lee tu blog o te sigue en redes.

¿Es necesario? ¿Tenemos que ir contándonos todos historias?

Sí, ¡es algo que hacemos cada día constantemente desde hace milenios!

En el mercado digital de hoy pulula muchísima gente. No nos gusta decir que está saturado, porque creemos en la capacidad innovadora del ser humano pero, que sepas que en este preciso momento hay publicadas unas 1.883.500.000 páginas web en todo el mundo.

Una cifra astronómica, no se puede negar.

A todas esas webs intentando captar la atención de miles de millones de usuarios, súmale el ruido ensordecedor que producen las redes sociales, los blogs, y los miles de vídeos que se generan.

Con todo ese murmullo digital es muy difícil ser visto, y casi imposible ser el “Elegido”.

Contar historias utilizando el storytelling aumenta considerablemente las probabilidades que tenemos de establecer un vínculo emocional con el usuario.

 

¿Por qué te ayuda el storytelling a conectar con tu cliente potencial?

El cerebro del lector digital libera dopamina cuando vive o lee una experiencia emotiva, del tipo que sea: emoción, alegría, sorpresa, tristeza, etc… Eso le permite recordar esa sensación durante mucho más tiempo y con mayor precisión.

Es decir, con la narración le tocas la fibra sensible al usuario.

No solo eso.

Con la narración, le tocas la fibra sensible a todo tipo de usuarios porque el poder de la narración es universal: en todo el mundo, gente de todas las edades te va a responder mejor a una historia que si te pones a enumerar las características o ventajas de tus bicis eléctricas. Por muy guapas que sean.

Además, ten presente que, el consumidor de hoy llega a procesar hasta 100.000 palabras en un día. Su cerebro no puede procesar la avalancha de información con la que vive, y selecciona aquella que ofrece algo diferente: como una narración.

Con una narración también puedes demostrar que detrás de tu empresa hay seres humanos con sueños, aspiraciones, problemas, noches sin dormir por los llantos del bebé… vamos, personitas de carne y hueso como él o ella.

¿Y cómo le cuentas tus historias a tu cliente en tu web?

El storytelling puede transmitirse a través de muchos medios: blog, web, vídeo, app, email, etc. De hecho, el único límite es tu imaginación.

Pero de momento, centrémonos en tu web, que es el dominio principal de POMStandard.

Para diseñar una historia visual en tu web, puedes seguir los mismos pasos que seguirías si escribieses un libro o un juego.

En POMStandard creamos un arco narrativo que nos ayude a planificar la historia en tres partes: describimos la escena, presentamos el conflicto y ofrecemos la resolución.

Una buena historia incluye (o debería incluir) estos elementos.

Una vez tenemos la historia delineada, nos centramos en las narrativas menores, las imágenes, las interacciones, las emociones…

E intentamos unirlo todo y usar los principios del diseño web de manera que creen una experiencia extraordinaria de usuario.

¿Complicado?

¡Para nosotros es lo más emocionante!

Pero entendemos que para ti, que puede que te dediques a la cosmética, o a la hostelería, o a la jardinería, contar una historia que cautive emotivamente al usuario de tu web podría parecerte una hazaña imposible.

Pero, ¡para eso estamos nosotros!

Contamos tus historias de la manera más seductora y persuasiva posible: en tu web, en tu app, en tus redes…

Pero, antes tenemos que conocerte. ¡Cuéntanos tú tu historia y deja que la traduzcamos al mundo digital!

Si ya lo decían los Celtas Cortos… — Cuéntame un cuento y verás qué contento…—

Te esperamos aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POM Standard trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.