Qué son las Meta descripciones y por qué utilizarlas en tu web

qué son las meta descripciones web | pomstandard.com

¿Juegas al marketing de contenidos? ¿Sí?

No, espera.

Reformulamos esa pregunta: ¿Juegas bien al marketing de contenidos?

¿Ofreces contenido de alto valor a tus clientes? ¿Lo mueves por las redes? ¿Consigues los resultados que esperabas? ¿Más o menos?

En cualquier caso: meta descripciones.

Te encuentres en el punto del espectro del marketing de contenido en el que te encuentres (tanto si eres un maestro como si publicas cuando se alinean los planetas y Mercurio no está en retrógrado): meta descripciones.

¿Eres maestro/a del contenido?

No, no creas que no tenemos nada para ti. Sigue leyendo porque estamos seguros de que vas a encontrar perlitas de sabiduría que te ayudarán a crear metadescripciones mucho más eficaces y persuasivas que las que tienes ahora mismo publicadas.

¿Te encuentras en el polo opuesto del espectro del marketing de contenidos?

¡Quieto parado/a! ¡Esto es para ti!

¿Qué son las meta descripciones?

Las meta descripciones (meta descriptions en el idioma de Shakespeare y para que a Google le sea más fácil reconocer de lo que hablamos… “¡You’re welcome, Google!”) son etiquetas que resumen el contenido de nuestras páginas o URLs.

¿Son visibles las meta descripciones?

No, normalmente los usuario/as no tienen acceso a las meta descripciones. No las leen.

Google (y otros buscadores menores) se pasean por el universo digital identificando la información de estas etiquetas y mostrarla en milisegundos en los resultados de búsqueda que producen.

¿Por ejemplo?

ejemplo meta descripciones web | pomstandard.com

Sí, es ese pequeño texto que aparece en los resultados justo por debajo del meta título y la URL de la página web.

 

¿Las meta descripciones ayudan con el SEO?

Directamente no.

El propio Google se ha pronunciado sobre este tema varias veces desde que anunciase en septiembre de 2009 que sus algoritmos de clasificación de resultados no tienen en cuenta ni las meta descripciones ni las meta palabras clave.

Es decir, que las meta descriptions no son un factor de posicionamiento ni algo que Google tenga en cuenta de forma directa. Pero, (y ¡cuidado con este Pero!) son importantes porque nos echan un cable con el CTR.

Traducción: una buena meta descripción que se desmarque del resto de los resultados producirá más clics y mejorará nuestra tasa de CTR.

¿Qué sucede cuando Google ve que la gente hace clic en nuestro enlace?

Que entiende que nuestro resultado es relevante para los usuarios que buscan “diseñadores de web en San Sebastián”, por ejemplo, y nos posiciona mejor.

¿Has visto?

En el universo digital, ¡todo está vinculado!

Así que, no caigas en la tentación de decir… “Google pasa de las meta descripciones y yo también”. Optimízalas siempre teniendo en cuenta a la persona más importante de tu negocio: tu cliente y tu cliente potencial.

 

¿Cómo puedes optimizar tus metadescripciones?

Empecemos de cero.

Para añadir tu meta descripción en nuestras webs no tienes que meterte en líos de código ni nada. Te diriges a la sección que aparece al final de cada página y editas el campo correspondiente.

Eso que acabas de escribir, es lo que va a aparecer en los buscadores cuando publiquen sus resultados. Por eso, te interesa que sea claro, conciso y persuasivo.

¿Cómo lo consigues?

Siguiendo los consejos a continuación.

Meta descripciones: mejores prácticas

  1. Longitud óptima. Puedes escribir tanto como quieras, pero que sepas que Google te va a truncar el texto a los 155 –160 caracteres. Así que, nuestra recomendación es esta: Escribe meta descripciones lo suficientemente largas como para que sean lo suficientemente descriptivas (entre 50–115 caracteres), pero de manera que el texto no quede truncado. Tu objetivo principal debe ser siempre atraer, proporcionar valor y generar clics. No lo olvides.

  1. No incluyas “comillas” en tus meta descripciones. Si utilizas comillas en una meta descripción, Google la cortará en la comilla. Sí, el dios de Internet también se confunde. Así que, para no provocarle caos mental al omnipotente (“You’re welcome, Google!”), lo mejor es eliminar todos los caracteres no alfanuméricos de las meta descripciones. Si las comillas son importantes en tu meta descripción, puede usar las entidades HTML (< >) en lugar de las comillas dobles para evitar el truncamiento.
  2. Escribe copy persuasivo. Hazte a la idea de que la meta descripción de esa página que estás publicando es como un anuncio gratis cortesía de Google. Si todo sale según el plan, y apareces en las primeras páginas de Google, de esa meta descripción depende que el lector se sienta atraído/a a tu propuesta o no. Por eso, es importante darle al copy.

¿Has visto el poder de algo tan aparentemente insignificante como una meta descripción?

En el mundo digital poco hay de insignificante. No lo olvides. Hoy en día, cuanto más cuidado esté cada detalle, ¡mayores tus posibilidades de llegar a tu destino antes!

Pero antes de empezar a meter meta descripciones, lo primero es diseñar tu web y en eso podemos ayudarte.

Puedes preguntarnos por WhatsApp tus dudas. Tan solo haz clic aquí para hablar con nuestro equipo de diseño.