¿Qué es una página splash? ¿La necesitas en tu web?

Qué es una página splash | pomstandard.com

En pocas palabras: una página splash es como la alfombrilla aquella simpática que pones a la entrada de tu piso.
Sabes a qué nos referimos, ¿no?

La alfombrilla rompe el hielo. Normalmente lo hace con un punto de ironía que hace reír.

Pues eso, más o menos, es la página splash de tu página web.

¿Para qué sirve una página splash?

  • Para conectar, como la mayoría de los elementos de cualquier página web.
  • Para darle la bienvenida a esa persona especial que se ha tomado la molestia de pasarse por la web.
  • Para decirle, aquí funcionamos así, de buen rollo.
  • Para insinuar nuestra personalidad y el tono en el que trabajamos
  • Para hacerlo/a sentir en casa.

Es cierto que no todos los negocios se prestan a mostrar una página splash, pero funcionan muy bien para:

  • Deslumbrar al usuario/a: por ejemplo, un fotógrafo o diseñador que quiera mostrar su última obra maestra.
  • Promover un próximo lanzamiento o evento.
  • Mostrar un descargo de responsabilidad o una verificación de edad antes de que los visitantes ingresen a tu web.
  • Ofrecer la opción de seleccionar idioma o región.
  • Simplemente, darles la bienvenida y romper el hielo con una frase simpática o inspiradora.

¿Qué no es una página splash?

Una página splash no es una página de ventas. Ni un pop-up. Ni nada parecido.

Aquí no vendemos nada, no ofrecemos la opción de suscribirse a ningún sitio, no persuadimos, ni insistimos, ni agobiamos. Aquí sonreímos, les damos la bienvenida y les guiamos sutilmente con una llamada a la acción apropiada si es apropiado.

Como imaginarás, la comunidad del diseño web está dividida.

Algunos piensan que son geniales, que está muy bien que se sienta ese tono y se comparta esa buena energía. Otros, creen que la página splash obliga al usuario/a a dar un paso más hasta llegar a su destino.

Así que, si te llama la idea de tener una página splash en tu web, piénsalo bien. Y sobre todo, consulta con los profesionales del diseño.

¿Qué debes tener en cuenta si decides incluir una página splash en tu web?

  • ¡Bre-ve-dad! Texto breve orientado a la acción: no queremos una página llena de palabrería que les maree antes de llegar al meollo. El poco texto que haya debe ser breve, descriptivo y transmitir la sensación de lo que hay por venir.
  • Incorpora contenido visual atractivo: o una imagen o un vídeo que les fascine.
  • ¡Ojo con el tiempo de carga de la web! Este tipo de elementos adicionales puede ralentizar el tiempo de carga de tu web. ¡Y ya sabes que la gente tiene poca paciencia!
  • Coloca tu CTA en un punto claro y destacado: el objetivo primordial de tu página splash es dirigir al usuario/a tu página de inicio. No los líes. Asegúrate de llevarles a este destino mostrando tu CTA en un lugar y en un color que no se puedan perder.

Y ahora tú decides.

¿Te gusta la idea, pero no sabes si funcionaría en tu web? ¿Por qué no hablamos del tema?