La nueva era del SEO: ¿Qué es la intención de tu usuario y por qué te importa?

Que si el long tail
Y las keywords
El anchor text
El linkbuilding
Las SERPS
¡Y el linkbaiting!

Cuando creías que empezabas a dominar el lenguaje del SEO, que a veces incluso resulta más difícil que aprender chino de cero, vamos nosotros y te decimos que te olvides de todo eso, porque estamos en una nueva era del SEO.

Pero ¿cómo puede ser que todo cambie a tal velocidad?

Y que un día domine el pingüino, y al otro el panda, y de repente nos llegue un movilgedón que nos descoloca las estructuras, y a los meses cambie todo de nuevo para adentrarnos, así de repente, en la nueva era del SEO.

¡Sí, esto es una locura!

Pero, nos guste o no nos guste, ¡somos marionetas del gigante de la búsqueda! Si Google dice a la derecha, ¡pues a todos a la derecha! Si ahora le da por decir que nos vistamos todos de bufones medievales, ¡nos vestimos todos de bufones medievales si eso nos va a conseguir una posición en la primera página de la búsqueda!

¿Triste?

No, no tiene por qué serlo.

Un reto, ¡pues sí! Pero, en eso consiste el emprendimiento digital, ¿verdad? Cada día aprendiendo algo nuevo y superándose para conseguir más y mejores metas.

Historia del SEO hasta ahora en 250 palabras.

Como bien sabes, el SEO es la abreviatura que corresponde al término inglés Search Engine Optimization o en castellano, “optimización (palabra que, por cierto, nos hemos inventado con todo el desparpajo del mundo porque a día de hoy todavía no aparece en la RAE) en los motores de búsqueda”.

Es decir: el SEO es un conjunto de estrategias gratis (¡si no tienes en cuenta la cantidad de horas que le dedicas a crear artículos de 2.000 palabras!) que te ayudan a aparecer en la primera página de Google cuando tu cliente ideal efectúa una búsqueda que potencialmente podría llevarle a tu web.

¿Que busca “aceitunas de Jaén a domicilio”?

En cuestión de milisegundos, los robots de Google aplican los algoritmos correspondientes para encontrar los resultados orgánicos más relevantes para esa persona.Y las empresas dedicadas a la aceituna de Jaén, esperan que después de todo el trabajo de SEO que han realizado, Google les considere suficientemente merecedores de aparecer en esa primera página, porque bien saben que la segunda es el umbral a un paisaje desolador y solitario en el que nadie quiere perderse.

Hasta ahora, la mayoría de nosotros salpicábamos discretamente nuestros textos de aquellas palabras clave que sabíamos que iban a ser utilizadas por nuestros clientes potenciales.

A muchos se les cruzaban los claves y se obsesionaban con ser los primeros de la primera. Y se dejaban la piel por ser coronados con la medalla de oro y mantenerla, fuese como fuese.

El proceso de selección por parte de Google está cambiando y tus estrategias van a tener que cambiar también.

Entra la nueva era del SEO. Entra la intención del usuario

¡Bienvenido a la nueva era del SEO!

Ahora, además de tener que averiguar qué busca tu cliente en Google, vas a tener que convertirte en adivino y ¡acertar su intención!

Es decir, ¿busca información? ¿Quiere conocer mejor determinado producto o servicio? ¿Está simplemente navegando para encontrar una web específica? ¿Está 100% dispuesto a comprar?

La persona que busca con la intención de informarse se encuentra en un punto de la compra muy distinta a la de la persona que conoce el producto y va directamente a contratarlo.

Pero, espera, vayamos por partes:

¿Qué tipo de búsquedas podemos identificar según la intención del usuario?

  1. Búsqueda informativa: Aquí el usuario quiere información muy concreta y se plantea preguntas muy concretas. ¿Cómo se hace una paella? ¿Quién es el primer ministro de Francia? ¿Dónde compro especias en Bilbao?
  2. Búsqueda de investigación comercial: ¡Lo tenemos cada vez más cerquita! En este caso, nuestro usuario quiere informarse acerca de nuestros productos sin la intención de comprar. En otras palabras, está fisgoneando: “empresa de diseño web”.
  3. Búsqueda navegacional: Aquí está ya a la vuelta de la esquina y, aunque no conoce nuestra URL concreta, se apoya en Google para encontrarnos: “mejor empresa de diseño de páginas web baratas”.
  4. Búsqueda transaccional: ¡Está llamando a la puerta! Viene con la intención de contratar nuestros servicios: “comprar página web online».

 

Pero ¿cómo sabe Google la intención del usuario?

Algoritmos. Todo es cuestión de nuevos algoritmos.

¡Sí, incluso algo tan abstracto y personal como nuestra intención de búsqueda puede ser reducido a un algoritmo!

Si te atreves con el inglés, Google lo explica aquí en su patente sobre la intención de búsqueda, pero, en pocas palabras, viene a ser más de lo mismo:

“Conseguirán rankings más altos aquellos resultados sobre los que los usuarios hagan clic con mayor frecuencia = el usuario decide si un contenido es relevante o no.”

Y así, sin más, el usuario vuelve a tener el poder en la nueva era del SEO.

¿Qué tienes que hacer tú para que el usuario haga más clics en tu contenido con mayor frecuencia?

¡Ofrecerle contenido irresistible! ¡Como siempre!

Ofrecerle contenido pensando en los diferentes tipos de intenciones con las que puede estar buscándote, contenido que quiera compartir, contenido inteligente que incluya variaciones semánticas del tema que tratas y contenido que pueda leerse o visualizarse fácilmente en móviles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *