Qué es el SEO Semántico y cómo integrarlo a tu estrategia de contenido

¿Has notado esa brisa arrolladora?

¡Es la brisa que produce la velocidad del cambio!

–¿De qué cambio?–

¡De los muchos cambios que vivimos día a día los que nos movemos en el mundo digital!

¡Empezando por el SEO!

Ayer, la búsqueda de los robots de Google era, por ponerlo de manera muy simplista, mucho más “mecánica”.

Cuando un usuario efectuaba una búsqueda, Google no entendía el significado de la búsqueda.

Simplemente, se limitaba a leer las palabras y buscarlas en sus índices mostrando los resultados según el orden establecido por sus algoritmos.

Por eso, ¡nos volvíamos todos locos con las palabras claves!

Desde que Google liberase su Colibrí de la jaula en su actualización Hummingbird, la semántica empezó a entrar en juego en las búsquedas.

La inteligencia artificial de Google ha aprendido a aplicar la semántica tal y como la aplicamos nosotros.

Y ha aprendido a interpretar las intenciones de la persona que efectúa la búsqueda.

Sí, las intenciones.

Te lo comentábamos ya en “La nueva era del SEO: ¿Qué es la intención de tu usuario y por qué te importa?” .

Google no solo se limita a responder de manera literal a la persona que ha efectuado la búsqueda, sino que, además, analiza detenidamente sus intenciones.

  • ¿Busca con la intención de informarse de manera general?
  • ¿Con la intención de informarse a fondo?
  • ¿Con la intención de conocer un producto, servicio, empresa, persona, etc. en concreto?
  • ¿Busca con la intención de contratar un servicio determinado?

–¿Friki?–

¡Totalmente!

Con Hummingbird, Google ha dejado de ser un mero “motor de búsqueda”.

Ahora se ha convertido en una entidad inteligente que ofrece respuestas cada vez más acertadas.

Los nuevos algoritmos de Google están diseñados para pensar como nosotros…

Para “leer nuestra mente”…

Para anticipar nuestros movimientos…

Para hablar como nosotros…

Ha entrado en juego el SEO semántico.

¿Qué es el SEO Semántico?

El SEO semántico va más allá del análisis del significado de la propia palabra buscada.

El SEO semántico intenta establecer relaciones entre palabras y comprender cómo se unen para dar significado a la frase.

Al analizar el significado, la posición de las palabras en una frase y la relación que estas tienen entre ellas, Google crea entidades gigantescas formadas por la relación entre miles o incluso millones de palabras entre sí.

Estas entidades pueden ser personas, lugares o cosas.

Y estas entidades pueden, a su vez,  asociarse a fechas, acciones u a otras entidades.

Es decir, que gracias la aplicación de la semántica, Google está creando una red infinita de entidades vinculadas entre sí.

Por eso, si te has fijado, últimamente cuando efectúas una búsqueda, Google te presenta toda una serie de información adicional que considera estar relacionada con tu búsqueda.

Pero ¿cómo lo hace?

¿Cómo genera Google resultados con vínculos semánticos?

Podríamos decir que Google se ha convertido en un lingüista.

No solo interpreta las palabras en un sentido semántico global, sino que establece sinónimos, interpreta frases complejas, diferencia la construcción de cada lengua, etc…

No solo eso.

Google es ahora capaz de contextualizar las frases empleadas en las búsquedas de manera que los resultados tengan aún más relevancia para el usuario.

Gracias a la geolocalización, los datos de ubicación y el historial de búsquedas del usuario, Google ofrece resultados mucho más relevantes a su domicilio, aficiones, y necesidades.

¿Qué ocurre al unir estos nuevos parámetros semánticos y contextuales de búsqueda?

Que tú y yo nunca vamos a obtener los mismos resultados.

¡Ahora la respuesta a una misma pregunta es diferente y única para cada usuario!

SEO semántica para el empresario/a

Aunque puede que estos cambios te parezcan aterradores, como empresario/a, ¡te vienen de perlas!

Primero, puedes olvidarte de aquella forzada redacción que se basaba en las palabras clave y empezar a escribir de manera mucho más natural.

Ahora, Google no quiere evaluar tu texto desde una perspectiva matemática.

Ahora Google quiere interpretarlo como si fuese un humano.

Eso quiere decir que, ahora, por fin, tus contenidos pueden ser mucho más creativos y mucho menos rígidos.

Recuerda además que, el 90% de las búsquedas se efectúan desde plataformas móviles y cada vez más en formato voz.

Es decir que, aunque las palabras clave siguen siendo puntos de referencia importantes para Google, la expresión y construcción de los contenidos debe ser más natural y flexible.

Y si antes era importante definir tu público target, ¡ahora es vital!

Porque tal y como te comentábamos, la respuesta que recibe cada usuario está totalmente personalizada.

Cuanto más definas tu público, más acertadas van a ser las respuestas a las preguntas que ellos buscan.

Ese principio es el rey en todo lo que hagas hoy.

Personaliza y triunfarás.

Enfoca y conectarás.

En tu web, en tus redes, en tus emails, en tu blog…

¿Te ayudamos?

No dejes que la velocidad del cambio te supere.

Si caminamos juntos, caminamos más lejos y con pie más firme.

¡Te esperamos en POM Standard!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *