¿Qué es diseño web 3.0?

Qué es el diseño web 3.0

¿Hasta dónde vamos a llegar?

Empezamos con la Web 1.0.

Eso era sencillo.

No era más que una herramienta que permitía que la persona se conectase a la web con una interacción mínima limitada a formularios de contacto, inscripción a boletines, etc..

El discurso era lineal.

Luego llegó la web 2.0.

Aquí ya empieza a haber movida porque se le da la palabra a la persona.

Aquí conectamos a personas con personas por primera vez a través de blogs, fórums, redes sociales, vídeos, etc.

Aquí las webs empiezan a ser mucho más estilizadas e inteligentes.

Mucho más colaborativas.

Y ahora llega la Web 3.0.

Nosotros la definiríamos con una sola palabra.

Personalización.

¿Qué es la web 3.0?

Es una web tan inteligente que es capaz de personalizar la experiencia de tu usuario. 

¡Casi nada!

¡Estamos bordeando el territorio de la Inteligencia Artificial!

El emprendedor, diseñador y autor Jeffrey Zeldman, crítico de la Web 2.0 hizo referencia a la web 3.0 por primera vez en 2006.

Pero ¿cómo lo hace?

¿Cómo es una web capaz de personalizar la experiencia de cada uno de los usuarios que llegan?

Semántica.

Es un proceso similar al de la publicidad que te aparece solo a ti según tus búsquedas anteriores.

La web 3.0 sigue un proceso un proceso muy complicado de almacenamiento de datos, uso de nuevos lenguajes, técnicas de búsqueda, etc… para poder ofrecerle la información que ese usuario/a concreto está buscando. 

Ya, pero ¿cómo?

El primer y clave paso es la creación de Data Web y el crecimiento de la tecnología SPARQL que permite un lenguaje estandarizado para la búsqueda a través de bases de datos en la red.

Con la Data Web hay un nuevo nivel de integración de datos y aplicaciones interoperables que hacen que los datos sean mucho más accesibles y enlazables.

Estos son los avances que permiten encontrar, compartir e integrar la información más rápidamente y de manera mucho más personalizada.

Esta gran base de datos de la que te hablamos haría que cada usuario tuviese un perfil único en Internet basado en el historial de sus búsquedas.

Y ese perfil se utilizaría para personalizar la experiencia de navegación por cada web.

Brutal, ¿no crees?

La Web Semántica filtra y categoriza automáticamente la información porque entiende el contenido.

Y por eso, puede ofrecer información mucho más exacta y relevante a cada uno de los usuarios que llegan a ella.

¿Qué otros beneficios nos aportará la web 3.0?

  • Podremos conectarnos a través de todo tipo de dispositivos más allá de PCs, portátiles y móviles... Tu reloj, tu fitness tracker, etc…todos te permitirán estar conectado a la web 3.0.
  • Los formatos de visualización también cambiarán: los espacios tridimensionales como Google Earth serán mucho más habituales.
  • Podrás acceder a información disponible en la red según tu ubicación geográfica.
  • El contenido compartido será mucho más accesible y libre: las licencias libres y los ‘Creative Commons’ pasarán a ser la norma.
  • ¡Como negocio, le vas a poder ofrecer a tu cliente una experiencia absolutamente futurística! ¡Los niveles de personalización van a ser sorprendentes y muy efectivos a la hora de captar y fidelizar!

¿Problemas?

¡Imagina!

¡Esto no es coser y cantar!

Adaptar y reestructurar los documentos de Internet para poder ser procesados de forma semántica es una labor costosa y laboriosa.

Luego está la barrera del lenguaje.

Y la complejidad de la codificación semántica.

¿Nos van a detener todas esas barreras?

Posiblemente no.

A partir de ahora, esto no se detiene.

Y lo mejor que podemos hacer es abrir nuestra mente y ¡adaptarnos al ritmo al que se está bailando!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *