Diseño 10/10 de páginas web para fotógrafos: ¡es posible con estos consejos!

▷ Diseño de página web para fotógrafos [A medida]

Para empezar, ¡la base la tienes mejor asentada que la mayoría!

Por un lado, eres un ser ultra creativo capaz de crear contenido visual superior al de la mayoría…

Y por otro…

Pues, ¡eso! Que el consejo que no nos cansamos de repetir a todos nuestros clientes, a ti, no tenemos que dártelo.

Porque, tú entiendes perfectamente el valor de la fotografía de altísima calidad en una página web.

El problema está en que tú, ¡tienes que saber lucir esa fotografía mejor que nadie!

Y tú vas a ser juzgado en ese sentido con mayor severidad que el resto de los mortales en este planeta.

Pero ¡no pasa nada!

Los siguientes consejos te ayudarán a presentar esa galería de obras de la fotografía de la manera más atractiva e inteligente posible.

¡Sigue leyendo!

 

5 Consejos para hacer que el diseño de tu página web luzca mejor tus fotografías

Pero, antes de nada, recuerda.

Enfoque.

No te desvíes.

Al menos, no te desvíes demasiado.

Elige un enfoque y apégate a él.

Si eres fotógrafo/a de comida, comida.

Si te centras en naturaleza, naturaleza.

Retratos editoriales.

Bodas.

Viajes.

La temática que sea.

Recuerda: hoy en día, la clave está en la especialización.

En una Propuesta Única de Venta muy clara y diferenciadora.

Cuando el cliente corporativo, director de arte o novia llega a tu página web de fotografía, quiere saber en qué te especializas lo antes posible.

Los clientes deben saber en qué te desempeñas mejor desde el momento en que “pisan” tu escaparate digital.

¿Que aún no tienes una especialización?

Te recomendamos que vayas buscando.

Intenta combinar lo que se te da bien, lo que te resulta creativamente satisfactorio y lo que el mercado desea.

Una vez que determines tu especialidad, descríbela en términos que se entiendan fácilmente:

retrato, lifestyle, comida, arquitectura, deportes, reportajes, productos, etc.

No caigas en la trampa de querer cubrirlo todo.

Ese es un error común de muchos fotógrafos novatos, porque, eso no es lo que buscan los clientes.

El director de arte que se encuentra con una web de fotografía generalista (y confusa) pasa a la siguiente, clasificándote, muy probablemente, de inexperto o desenfocado.

Poco a poco, irás encontrando más y más trabajos que encajen con tu especialidad, y poco a poco, podrás ir aumentando tu portfolio en esa especialización.

Si decides ser un fotógrafo de lifestyle, la primera imagen que el cliente deberá ver en tu página web de fotografía es una imagen extraordinaria relacionada con ese ámbito.

En la galería (titulada “lifestyle”), más ejemplos.

La frase «fotógrafo lifestyle» y variaciones semánticas de la misma, repartida por los títulos de tu página y en la página Sobre mí. ¡Ideal para el SEO y para la navegación y la comprensión del cliente!

Una vez tienes tu especialización clarísimamente expuesta en tu página web de fotografía, te aconsejamos que incorpores los siguientes elementos.

 

1. Muestra solo tu mejor trabajo

Te parecerá sumamente obvio, pero hemos visto muchos fotógrafos que optan por cantidad en lugar de calidad.

Error.

No importa si tienes una conexión emocional con un retrato, o si pasaste seis horas caminando para fotografiar un paisaje concreto.

Si ese esfuerzo no se ha traducido en una imagen extraordinaria, no la publiques.

Al cliente no le importa ese esfuerzo.

Así que, asegúrate de que cualquier imagen pueda considerarse por sí sola como tu mejor trabajo.

 

2. Cuenta una historia emotiva en tu página “Sobre mí”

Comparte tu filosofía de vida…

Tu filosofía de trabajo…

Tu personalidad…

Tu personalidad…

Tus motivaciones…

Tu visión.

Y compártelo de manera excepcionalmente clara e incluso entretenida.

No hace falta que escribas una novela.

No hace falta ser verboso ni excesivamente sentimental.

Sé tú, esa es la clave.

Y sé útil para tus clientes.

Al cliente no le interesa el modelo de tu primera cámara o qué fotógrafo de paisajes te inspiró al comenzar tu carrera.

Ello/as quieren comprobar lo bueno que eres, qué experiencia tienes y por qué a los otros clientes les gusta trabajar contigo.

 

3. Tu información de contacto: ¡cla-rí-si-ma!

Está genial que compartes tu información de contacto en tu página “Sobre mí” o en algún punto de la página de inicio.

Pero no es suficiente.

Tu cliente no debería tener que pensar dónde encontrar tu información de contacto.

Tiene que ser tremendamente obvio.

¿Cómo?

Nuestra recomendación es que crees una página titulada Contacto en tu barra de navegación.

¿Y qué debe encontrar el cliente al hacer clic en esta página?

Tu número de teléfono (y WhatsApp)

Tu dirección de correo electrónico

Si tienes oficina física, su dirección.

Todo eso, de inmediato.

¿Y un formulario de contacto?

Desde luego, pero recuerda que, un formulario de contacto nunca debe ser tu único método de contacto.

A muchos clientes les parecen impersonales y genéricos y crean una barrera para el contacto.

Finalmente, asegúrate que la dirección de correo electrónico que publicas muestre tu dominio actual. Es decir, si tu URL es www.cosasbonitasfotografia.com, tu correo electrónico debe ser marta@cosasbonitasfotografia.com.

 

4. ¡No te vuelvas loco con las marcas de agua!

Entendemos que a muchos fotógrafos les preocupa que les roben sus obras en su página web de fotografía y las usen sin su permiso.

Y con razón.

Para evitar este tipo de hurto, se suelen poner marcas de agua en las imágenes.

Tristemente, las marcas de agua no solo sirven de poco, porque el robo se produce igual, sino que

crean una mala reputación.

Es como la desactivación de los clics con el botón derecho para evitar la copia del texto.

A la gente no le gusta, por muy deshonesto que nos parezca.

Las marcas de agua sutiles se pueden recortar fácilmente y las marcas de agua de imagen completa (como las marcas de agua de iStockPhoto) arruinan tus imágenes.

Si observas las páginas web de los fotógrafos más conocidos del planeta, pocos (si los hay) usan marcas de agua en sus imágenes.

Además, que sepas que las marcas de agua no son necesarias para proteger tus derechos de autor.

Si alguien usa tu imagen sin permiso, solo necesitas demostrar que la “hurtó” indebidamente para demandar por daños y perjuicios.

 

5. El cliente, siempre primero

El diseño de páginas web de fotografía de hoy es cliente-céntrico.

Es decir, siempre debes tener en cuenta las necesidades del cliente.

Imagina que tu cliente potencial es un director de arte estresado intentando encontrar buenos fotógrafos a las 7:30 p.m. de un viernes antes de una sesión fotográfica el fin de semana.

¡Pónselo fácil!

Haz que entiendan en un abrir y cerrar de ojos que eres el candidato/a perfecto…

Y muéstrales cómo comunicarse contigo lo antes posible.

Tus imágenes deben ser grandes y fáciles de ver (¡y adquirir si fuese ese el caso!) tanto en PCs como en dispositivos móviles.

La navegación debe ser clarísima y mega intuitiva.

El contenido debe responder rápidamente a la mayor cantidad de las posibles preguntas que tus clientes se harán al conocerte: principalmente qué tipo de fotógrafo eres, dónde te encuentras y cómo contactarte.

Nada de transiciones lentas.

Nada de presentaciones que ralentícen la velocidad de carga.

Nada de animaciones complicadas.

O textos ultra llamativos que le quiten protagonismo a tu trabajo.

La página web de un fotógrafo incluye galerías fáciles de navegar.

Con imágenes suficientemente grandes para mostrar todos esos maravillosos detalles (700 px de largo) pero lo suficientemente pequeñas para cargar rápidamente.

Y, cada vez, que realices un cambio en la página web de tu estudio fotográfico, pregúntate si el cambio facilita o dificulta la navegación para que los clientes encuentren lo que necesitan.

¿Se lo facilita?

¡Adelante con el cambio!

¿Se lo dificulta?

Piénsatelo dos veces.

O tres.

¿Y el SEO? ¿Y el branding? ¿Y el copy?

¿Os los saltáis a la torera?

¿Es que no son importantes en el diseño de una página web de fotografía?

No es que sean importantes, ¡es que son im-pe-pi-na-bles!

Pero, si te somos sinceros, hemos dado por hecho que sabes perfectamente que, sin un equilibrio perfecto entre todos esos elementos, tu web de fotografía va a cojear.

Porque, tú eres un profesional creativo que se mueve por el mundo digital y conoce todos los principios que entran dentro del diseño de una web mega profesional de fotografía.

En este artículo, por el contrario, nos hemos querido centrar en aquellos detalles que la mayoría de los fotógrafos no tienen en cuenta.

Detalles que, sin parecerlo, son clave.

Y que pueden representar la diferencia entre un “sí, señor” o un “no, gracias”.

¿Que a pesar de moverte con soltura por el mundo del diseño, las artes gráficas y demás prefieres confiar en profesionales para la creación de la página web de tu estudio fotográfico?

Chapeau.

Eso dice mucho de ti.

Eso dice que entiendes que vivimos en un mundo especializado.

Y que, para conseguir esa web de fotografía extraordinaria, esa web 10/10, necesitas mucho más que tus imágenes.

Necesitas diseño web profesional.

Muy profesional.

¡Felicidades y te esperamos en POM Standard!

¿Tienes alguna duda?

Contáctanos

Rellena el formulario o llámanos al 943 96 95 96.


Puedes escribirnos a info@pom.es si lo prefieres.


Ven a visitarnos a nuestra oficina.

POM Standard trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.