¿Que aun no le ves el sentido al diseño web para supermercados?

▷ Diseño de página web para supermercados [A medida]

Es muy posible que inicialmente ni te lo hubieses planteado.

Un supermercado es un supermercado y la gente va a venir con página web o sin ella.

¿Verdad?

¿Qué ha ocurrido?

Que esa forma de pensar ha quedado desfasada.

Ahora mismo, todo negocio en este planeta necesita una página web.

Incluido tu supermercado.

Tanto si es grande, como si es mediano, como si es un minisúper en una pequeña población.

Y la necesita por la obvia y lógica razón de poder ser encontrado online por tantos clientes que hoy en día comparan productos y efectúan sus compras online.

Pero, tu supermercado necesita una página web de calidad por muchos otros motivos, posiblemente menos obvios.

Motivos que compartimos a continuación.

 

El diseño web para supermercados ha dejado de ser un “algún día”.

Y es que, puede que ese día sea demasiado tarde.

¡Boom!

Así de crudo, pero así de real…

Porque no hace falta que te digamos que en el universo de los supermercados existe competencia muy potente.

Para poder competir con las grandes cadenas en igualdad de condiciones tienes que jugar con las mismas reglas que ellos.

Como mínimo.

¿Y tú has visto sus webs?

¿Te has fijado cómo utilizan el diseño web para captar y fidelizar a más clientes?

¿Te has fijado cómo esos grandes supermercados emplean sus páginas webs como parte de su estrategia de marca?

¿Cómo incorporan un blog que alimenta sus redes sociales?

¿Cómo dan a conocer sus ofertas, promociones y descuentos en tiempo real?

En una sola herramienta: una página web específicamente desarrollada para supermercados.

Y qué pasa cuando tú te dices, “¡venga! ¡Tengo que hacerlo!

Que te pones a su altura.

En algunos casos, incluso superas sus iniciativas porque tú tienes una ventaja adicional: el factor humano.

Las pequeñas y medias superficies tenéis la ventaja de conocer directamente al cliente con el que trabajáis.

La ventaja de poder presentar ese lado humano con el que el cliente se encuentra cada día.

Ese lado humano que, posiblemente, sea uno de los factores que le hace volver día sí, día también.

¿Y qué pasa cuando el lado humano de tu supermercado se hace tan palpable en tu página web?

Aumentas tu alcance y accedes a un público mucho más amplio porque, el boca oreja todavía funciona.

Y uno le dice al otro que en tu súper el trato es distinto, mucho más cálido que en una gran superficie…

Que tú siempre haces un esfuerzo por encontrarles lo que buscan…

Que tu producto es local, etc.

Y la bola se va haciendo más y más grande…

Todo, por tener una página web especialmente diseñada para que tu supermercado deje de ser un mero supermercado y se convierta en un espacio de abastecimiento a una comunidad.

¿Y el elemento costes?

El diseño web para supermercados te permite recibir pedidos mientras tus persianas están bajadas.

Y todos aquellos que no pueden pasarse porque trabajan hasta las tantas saben que no tienen más que visitar tu estupenda web y reservar sus productos en ella.

Easy!

La página web de tu supermercado te permite tener la posibilidad de recibir pedidos las 24 horas del día.

Y si eso no es una ventaja competitiva, ¿qué lo es?

Ofrecerle la posibilidad de comprar desde su móvil a cualquier hora del día cambia tu juego por completo.

Una página web de supermercado diseñada y desarrollada por profesionales con un blog corporativo que se actualice constantemente, unas redes sociales donde puedas compartir tus ofertas especiales y una tienda online con imágenes vistosas y la mayor cantidad de métodos de pago posibles, te abrirá un sinfín de puertas y oportunidades de negocios.

Te permitirá conversar directamente con tu público objetivo.

Entender sus necesidades.

Atender sus problemas.

Y mantenerlos constantemente actualizados.

 

¿Es muy complicado conseguir una página web para supermercados de calidad?

 

En absoluto.

POM Standard te ayuda.

En cuestión dos o tres meses (dependiendo de la cantidad de productos que ofrezcas en tu supermercado), tienes una maquina extraordinaria de ventas y de ingresos adicionales.

Pero, el primer paso, lo debes dar tú.

Parece sencillo, pero a muchos les cuesta.

El primer paso es un ¡cambio de mentalidad!

Tienes que entender que el supermercado del siglo XXI es un supermercado digitalizado.

¡Y más con las restricciones por COVID que estamos viviendo!

Sin una página web para restaurantes, perderás clientes, perderás ventas y perderás reputación como negocio de fiar.

Así que, primero, convéncete de que sin página web no hay posibilidades de triunfar.

¿Ya?

Entonces, ¡a por temas un poco más técnicos!

 

¿Qué elementos debe tener la página web de un supermercado sí o sí?

 

1. Garantía de seguridad de pago

¡Importantísimo!

Como a tus clientes le aparezca la notificación “web no segura” en tu URL, ¡adiós muy buenas!

¿Cómo van a dejar sus datos bancarios y personales si tu web no cumple los estándares mínimos de seguridad?

Para vender productos del tipo que sean en tu supermercado digital, tu web debe ser impenetrable.

Impenetrable para hackers y otros maléficos en internet, ¡no para tu cliente!

Así que, asegúrate de que el certificado SSL de seguridad esté en orden.

Porque no solo le estás diciendo a tus clientes que tu web es una fortaleza, si no que Google te va a dar preferencia ante la competencia que ha pasado de instalarlo.

 

2. Web para supermercados adaptada a dispositivos móviles

Nos repetimos más que el ajo, pero es que es una verdad absoluta.

¡Como que el fuego quema y el agua moja!

¡La web de un supermercado tiene que ser responsive!

Tu web debe tener contenido responsive y cargarse rapidísimamente en Smartphones.

Piensa que tu web móvil tiene que facilitar la búsqueda de tus productos por secciones, por precios, por marcas, etc…

Tu web móvil tiene que provocar el mismo efecto Wow…

Y tu web móvil tiene que incitar a la compra final…

Tanto en la persona que se pasea por ella desde su escritorio como la que lo hace en el metro desde su móvil.

 

3. Fichas de productos

¡Ojo, con las fichas de productos!

¡Échale un poco de chispa!

Porque la ficha de tus productos te ofrece la única oportunidad de diferenciarte de los muchos otros supermercados que tu mismo cliente encuentra en el mismo barrio.

¡Échale una pizca de humor!

¡Cuenta la historia de ese producto!

Sí, te van a llevar tiempo, pero las fichas de productos pueden ser el factor decisivo que obligue al cliente a comprar de ti.

¡No dejes ese espacio en blanco!

¡Aprovecha el poder de la redacción y de la imagen y deslumbra a tu cliente antes de que tome la decisión de pasar por carro o abandonar tu web!

 

4. Facilidad de pago y de envío

Clic, clic, clic.

Así de sencillo debería ser el proceso de compra de tu cliente.

Escoge el producto, introduce sus datos de envío, paga.

Y punto.

Si le empezamos a liar la madeja y a darle problemas, malo.

Malo, porque no hay paciencia para eso.

Y malo porque la reputación de tu supermercado y de su marca como negocio están recibiendo sablazos sin que te des cuenta.

Tu web debe facilitar el proceso, dar garantías de seguridad, y simplificar el tiempo que el usuario va a pasar haciendo la compra.

¡No tiene ningún sentido que acabe invirtiendo más tiempo haciendo la compra online que acudiendo directamente al supermercado!

 

5. ¡Cumple tus promesas!

La web de tu supermercado puede funcionar a la perfección…

Las imágenes de tus productos pueden ser resplandecientes y deslumbrar por su calidad…

Las condiciones de envío de las mejores…

Pero, si todas esas promesas virtuales no se traducen en la vida real, el cliente se sentirá defraudado y no volverá.

Ni te recomendará.

Así que, ¡cuida tus alimentos!

Cuida el proceso de entrega.

Asegúrate de que los plazos sean lo más ajustados posibles y que los alimentos lleguen cuando se lo prometiste.

No les defraudes.

Cumple siempre en la vida real las promesas que les has hecho en el mundo digital.

 

¿Que digitalizar tu supermercado a ese nivel es una labor complicadísima?

No te vamos a decir que sea fácil porque mentiríamos.

Pero, lo que sí que te vamos a decir es que es imprescindible.

No, imperativo.

Y que solo se consigue confiando en profesionales del diseño web para supermercados, tiendas online, ecommerce, etc. (guiño, guiño J).

Pero ¡no te preocupes!

Esa inversión inicial de tiempo, esfuerzo y dinero te va a portar un retorno considerable en muy poco tiempo.

Así que, confía.

Y si vas a dar el paso, dalo bien.

No te conformes con una web para supermercados a medias tintas.

Ese tipo de esfuerzo solo te sirve para dejar un mal sabor de boca en tus clientes.

Apuesta por calidad y te verás recompensado.

En un mercado tan competitivo como en el que vivimos, el diseño web especializado en supermercados es la única manera de jugar con ventaja.

Te esperamos.

¿Tienes alguna duda?

Contáctanos

Rellena el formulario o llámanos al 943 96 95 96.


Puedes escribirnos a info@pom.es si lo prefieres.


Ven a visitarnos a nuestra oficina.

POM Standard trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.