Diseño de páginas web para coaches: todo empieza aquí

▷ Diseño de página web para coaches [A medida]

¿Eres coaching de fitness? ¿De mindset? ¿De negocios? ¿De imagen? ¿De salud?

No importa.

Si eres coach y te dedicas a acompañar a las personas en su transformación, o en la transformación de su negocio, de su salud, de su nivel de fitness… 

Necesitas una página web. 

¿Que tus clientes llegan por el tradicional boca oreja?

Perfecto.

Pero ¿no te gustaría tener más clientes que llegasen automáticamente por tu página web?

¿No te gustaría poder ayudar a muchísima más gente de una manera mucho más sistematizada?

¿Por qué limitarte a lo que siempre has hecho cuando lo desconocido puede abrirte puertas que nunca hubieses imaginado para ti y para tantas personas que se van a beneficiar de tu ayuda?

Por eso, y por mucho más, necesitas una página web para coaches.

Sí, mucho más.

Porque lo cierto es que todas esas personas que te vienen del boca oreja te van a buscar en Internet.

¿Y qué va a pasar cuando no encuentren a ese/a coach del que todo el mundo habla?

Que, en su mente, un coach que no tiene presencia en Internet no puede ser un profesional serio.

Porque…

Todo profesional que se precie tiene presencia en Internet.

Es decir, que es muy probable que incluso ese boca oreja te podría estar trayendo muchos más clientes de los que te trae ahora mismo.

Y es que es innegable, querido/a amigo/a coach.

Hoy en día todo empieza en el diseño de tu página web. 

Si no la tienes, mala imagen.

Si la tienes de mala calidad, peor.

Así es que, ¡no lo dudes!

Si eres coach, debes tener una página web para coaches.

Una página web de primerísima calidad que refleje tu personalidad, persuada a tus clientes de que eres la persona ideal para ellos, y que te ayude a cerrar la venta las 24 horas del día.

¿Qué forma tiene esa página web para coaches?

Sigue leyendo.

 

Diseño de páginas web para coaches: los imprescindibles

1. Fotos tuyas, ¡nunca imágenes de archivo!

“Pero, POM Standard, ¿eso no se aplica esto a todo tipo de páginas web?». 

Correcto, aunque a ciertos tipos negocios se los podría perdonar por usar imágenes de archivo.

Pero, a ti no.

¡La página web de tus servicios de coaching debe mostrar tu cara! 

La gente necesita ver con quién va a estar trabajando.

La gente quiere ver el rostro de la persona que les va a estar acompañando durante tanto tiempo.

Y si esas imágenes trasladan tu personalidad y tu carisma, ¡aún mejor!

 

2. Tu especialidad como coach, claramente expuesta

Clara e inmediatamente.

Es muy probable que te cueste definir qué haces exactamente para tus clientes y cómo te diferencias del resto de coaches

Pero, tienes que hacerlo y tienes que hacerlo en cuanto el cliente potencial aterriza en tu web.

¿Eres “coach de vida», «coach de negocios», «coach profesional», “coach de fitness”?

Al dejárselo claro a esa persona, se lo dejas claro también a Google porque piensa que las personas no van a buscar un «transformador de vida» o un “impulsor de negocios”.

Esas personas están buscando un coach de negocios.

Si se lo complicas, los confundes.

Y si los confundes, los pierdes.

 

3. Demuestra tus resultados claramente

La página web de un profesional del coaching tiene que dejar clarísimamente expuestos los resultados que está consiguiendo con los clientes con los que trabaja.

Lógicamente, ¡esa exposición tiene que ser inspiracional y nunca un argumento de ventas cansino!

Es decir, no cuentas lo maravilloso/a que eres, sino lo fantástico que es el camino que recorréis juntos y lo felices que se sienten tus clientes con la transformación.

Piensa que por tu web van a pasar personas con problemas de relaciones, personas que se sienten inseguros en sus trayectorias profesionales, personas con depresión, personas que necesitan una pérdida de peso, etc…

Si les inspiras con los resultados de tus clientes les persuades de que ellos también van a poder tener un resultado positivo trabajando contigo.

¿Te cuesta encontrar ese punto medio entre el mensaje de venta y el de inspiración?

Analiza los testimonios y las consultas de tus clientes. 

¿Qué problemas estás resolviendo y a dónde estás llevando a los clientes de tus servicios de coaching?

Ahí tienes tu mensaje.

 

4. Necesitas un blog donde compartir conocimientos y experiencias

La creación de contenido es VITAL en el espacio del coaching, tanto si lo haces en formato de blogs, podcasts o en vídeos de YouTube: necesitas una plataforma donde informar a las personas, presentarles las posibles ganancias al trabajar contigo, y mostrar tus habilidades.

Al crear contenido, estás creando relaciones con tus clientes potenciales antes de que lleguen a trabajar contigo o comprar de ti.

¿Cuáles son los objetivos de la creación de tu contenido?

Ofrece «victorias» reales a tu audiencia.

Comparte consejos de coaching que les ayuden a jugar con ventaja.

¡Deja que te conozcan! La creación de contenido es una excelente manera de establecer una conexión personal con tu audiencia.

Impulsa tus servicios. Habla sobre tus servicios en tu blog o podcast, las ganancias que están obteniendo tus clientes, las novedades que preparas y mucho más.

¡Los blogs y los podcasts son muy importantes en el espacio del coaching!

Si eres nuevo en este ámbito, ¡empieza con los blogs!

Paso a paso, puedes lanzarte al fascinante mundo del podcasting.

 

5. Necesitas una página de programación de llamadas

Elemento fundamental del diseño web de la página de un coach.

E importantísimo para facilitar la experiencia del cliente.

Al tener una página de programación de llamadas en la página web de tu negocio de coaching, tus clientes pueden programar una llamada allí mismo a través de un formulario integrado.

Es decir, todo queda en casa y no tienen que abandonar la web para dirigirse a un enlace externo como es el caso de Calendly o Dubsado.

Cuanto menos les distraigamos y cuanto más les mantengamos en nuestra web, ¡mayores las posibilidades de que finalicen su objetivo!

 

6. Cuenta tu historia 

Sí, pero no la cuentes con un enfoque único en ti.

No queremos una historia cronológica de tu vida y de tus logros.

Piensa que la gente quiere saber «¿por qué eres un experto para formarme en este ámbito concreto?» y «¿verdaderamente entiendes mi problema?».

Eso es lo que les importa.

Por eso, es muy importante que respondas a ambas preguntas en a la vez que cuentas tu historia en tu página web.

Cuenta tu historia en relación con lo que haces ahora y demuestre por qué eres un experto de la manera más empática y menos vanidosa posible.  

Lo importante es demostrar empatía y a la vez autoridad.

 

7. ¡Nicho, nicho, nicho! 

Por mucho que quieras ayudar a todo el mundo, no vas a poder.

Tienes que enfocar.

Tienes que centrarte en un grupo concreto.

En una necesidad concreta.

Estamos hablando de ir más allá de etiquetarte como life coach o business coach.

Estamos hablando de decir mi nicho no es solo el coaching para perder peso y ganar confianza…

— Mi nicho es el coaching para ayudar a mujeres que necesitan perder un mínimo de 20 kilos. —

Eso es un nicho específico.

Y esa concreción crea muchísima claridad en la mente del cliente a la hora de decidir si eres o no el profesional del coaching adecuado para ellos.

Esa claridad también ayuda a crear un diseño web para tu página de coaching mucho más enfocado.

Tu mensaje va a estar mucho más enfocado.

Tu identidad de marca.

Tu personalidad.

Tu diseño.

Todo.

 

8. Estructura de oferta clara

Tus servicios tienen que ser clarísimos y tienen que quedar clarísimamente expuestos en el diseño de tu página web.

Y no, no estamos hablando de ofrecer un servicio único.

Desde luego, si eso es lo que quieres, ¡adelante!

Pero, estamos hablando de que sea lo que sea que ofreces, no debe quedar ni una duda en la mente del cliente de cuál es el servicio adecuado para cada él o ella.

La mayoría de las veces, como dueños de negocios, pensamos que bautizar a nuestros programas con nombres extravagantes es una gran idea…

Y puede que lo sea, mientras no confunda a la persona que está explorando tu página de servicios.

Si tienes programas distintos, piensa primero para quién es el programa y luego cómo vas a presentarlo con mucha claridad. 

Otra opción es listar los servicios por precio.

Por lo general, las personas comienzan con un programa de menor cuantía y luego pasan a tus ofertas más caras.

Es decir, alguien puede empezar con un curso de $297 y estar listo para unirse a tu membresía por $100/mes unos meses después.

Y es muy probable que al cabo de un tiempo se plantee formar parte de tu master mind por $8,000 al año.

Por ejemplo.

Intenta mostrar la progresión indicando claramente para quién es cada etapa y cuáles son los servicios específicos que ofreces en cada una de ellas.

 

¿Te has quedado con ganas de crear una web extraordinaria para tu negocio de coaching?

¡Nos alegramos!

Pero, sobre todo recuerda: no pierdas el tiempo intentándola hacerla tú mismo o dejándola en manos de personas que no son profesionales del diseño.

¡Delega, delega, delega!

¡Seguro que eso es lo primero que les dices a tus clientes! ¿Verdad?

Y lo haces porque sabes perfectamente que cuando abordas un trabajo que no es el tuyo, como el diseño de una página web para tu negocio de coaching, siempre acabas perdiendo tiempo y dinero…

Y lo peor es que acabas con un producto del que no te sientes orgulloso.

Evítate esos errores.

Cuenta con POM Standard.

¿Tienes alguna duda?

Contáctanos

Rellena el formulario o llámanos al 943 96 95 96.


Puedes escribirnos a info@pom.es si lo prefieres.


Ven a visitarnos a nuestra oficina.

POM Standard trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.