¿Cuáles son los pequeños negocios más rentables de hoy?

Los negocios más rentables

¡Ay! Lo bien que nos iría tener una bola de cristal antes de emprender ¿verdad?

Poder saber si nuestro negocio nos va a llevar directo a nuestros sueños…

Si todo ese tiempo y dinero invertido va a generarnos el retorno que queremos o si se va a esfumar sin más, convirtiéndose en otro proyecto intentado…

Tristemente, ¡ni hay bolas de cristas, ni genios mágicos, ni fórmulas secretas!

Esa es la realidad.

No existen garantías de que inviertas esto y salgas con lo que quieres.

Sin embargo, sí que hay muchas maneras de minimizar riesgos.

La principal es poner muy a prueba tu hipótesis.

¡No asumas que tu Gran Idea va a funcionar simplemente porque es tuya y tú eres la re…!

También es fundamental que conozcas al 100% a tu cliente ideal.

Lo ideal sería que pensases en un cliente concreto y en el tipo de problema que le vas a resolver, y luego creases el negocio alrededor de esa necesidad.

No al revés.

Y sobre todo, delega.

Para nosotros, delegar es sagrado.

¡Son tantas las áreas que debes tocar como emprendedor/a digital que es imposible que las domines todas!

No pierdas tiempo en curvas de aprendizaje que te van a robar tiempo de lo que realmente cuenta: convertir tu idea en un negocio inteligente y escalable.

Algo que también te va a ayudar muchísimo a llegar a tu meta lo antes posible, es crear una versión única de negocios que ahora mismo triunfan por las circunstancias del mercado.

Aquí te dejamos 7 ideas de negocios rentables que esperamos que te ayuden a tomar tu decisión final.

¡Ahí van!

 

7 pequeños negocios que requieren muy poca inversión y generan ingresos importantes

1. Planificación de eventos

Bodas, eventos corporativos, actos institucionales, fiestas de cumpleaños, despedidas de soltero/as, bautizos, baby showers, lanzamientos de negocios, etc…

¡Será por fiestas y eventos!

¡Nos encanta juntarnos y celebrar!

Y muchas personas y grupos prefieren delegar que liarse con todo el tinglado que representa organizar un evento de éxito.

Es decir, que tienes muchísima necesidad en el mercado, y lo único que debes es tener es una altísima capacidad de organización, planificación y muchísima creatividad.

 

2. Servicios de producción audiovisual

¡Vídeos, vídeos y más vídeos!

Todo el mundo te dirá que para ser alguien hoy tienes que aparecer y crear contenido visual.

Y, eso, ¡es más fácil dicho que hecho!

Porque no a todo el mundo se le da bien o tiene el tiempo para grabar y/o editar vídeos, presentaciones, animaciones, etc.

Por eso, si tienes conocimiento de edición de imágenes, creación de animaciones o producción de vídeos, esta puede ser una avenida muy lucrativa.

 

3. Crear y vender contenido digital 

¿Qué el contenido visual es el rey de Internet?

¡Pero, el contenido escrito también pertenece a la familia real! ¡No lo olvides!

Aunque tú tienes ciertas limitaciones físicas (solo puedes escribir un determinado número de horas cada día) puedes ampliar tus ingresos generando cursos online u ofreciendo mentorías, por ejemplo.

Si se te da muy muy bien la redacción, puedes, incluso, convertirte en escritor fantasma, y crear libros para personas de renombre que no tienen tiempo de escribir.

 

4. Crea un negocio de asistentes virtuales

Si eres un/a control freak ☺, esto te va a gustar.

Porque tu función va a ser gestionar las tareas administrativas de otros negocios y asegurarte de que todos los motores estén siempre perfectamente engranados.

En muchos casos, las tareas no se limitan a la administración y abarcan también los ámbitos del marketing y las ventas.

¿Que te va muy bien por tu cuenta?

¡Imagina lo que podrías conseguir si gestionases un equipo de asistentes virtuales!

 

5. Tener una tienda con “Dropshipping”

Una de las grandísimas ventajas de internet: con Dropshipping puedes comprar y vender mercancía sin necesidad de inventario ni almacenamiento.

Una vez hayas diseñado tu ecommerce (¡muy importante dejarlo en manos de profesionales del diseño web!), decides qué tipos de artículos quieres ofrecer a tu público, encuentras un proveedor que trabaje con dropshipping, y ¡te pones en marcha!

Cuando tu cliente compre en tu tienda online, tú pagarás el artículo a tu proveedor y él/ella lo enviará directamente al cliente.

Es decir, que tu trabajo consiste únicamente en encontrar los objetos que encajen con tu público ideal, y publicitarlos.

Es así de fácil.

 

6. Alquilar una habitación

¿Tienes una habitación vacía en casa?

O aun mejor, ¿tienes una casa vacía?

Alquílala.

Cada vez hay más movimiento de turistas.

Y cada vez se buscan opciones más allá de los hoteles.

¿Te preocupa la seguridad?

¿Crees que no merece la pena?

Déjalo en manos de una agencia.

Y si alquilas a través de Airbnb (que es una de tus mejores opciones), verás que la reputación del propietario y del inquilino juegan un papel muy importante en la plataforma.

Siempre puede que haya una oveja negra, pero alquilar una habitación o una casa vacacional sigue siendo una de las mejores maneras de generar ingresos adicionales.

Tanto si te dedicas a ello como tiempo parcial, como si lo conviertes en un verdadero negocio.

 

7. Servicios de limpieza 

Puede que no te parezca un modelo de negocio muy glamuroso.

Pero ¿tú sabes la demanda que hay de servicios de limpieza tanto a nivel doméstico como a nivel corporativo?

La familia de hoy no tiene (ni quiere invertir) tiempo limpiando su hogar.

Las empresas siempre externalizan este tipo de trabajo.

Y luego tienes fiestas, eventos, etc.

Todo el mundo necesita servicios de limpieza.

¡Olvídate del estigma asociado con los servicios de limpieza!

¡Eso es cosa del pasado!

Si hay demanda, es una buena opción de negocio.

La hay, y por lo tanto, lo es.

 

¿Te han ayudado estas ideas?

Pues no olvides: en cualquier caso…

Y siempre que lances cualquier tipo de negocio (virtual o físico), vas a necesitar una web de lujo.

Ese día, piensa en POM Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *