Mésame Mucho o el arte del branding personal en tu web

POMStandard | Branding e imagen corporativa

¿Estás harto/a de tanta expresión inglesa en el vocabulario del marketing digital?

Que si copywriting, que si storytelling, link building, leads, banners, search engine optimisation…

Tienes toda la razón.

¡Alguien tendría que publicar un compendio del léxico del marketing digital traducido al español y todos tendríamos que seguirlo a rajatabla!

Pero, de momento, queremos añadir otra palabreja a ese lista interminable. La palabra no es nueva pero hoy queremos darle un matiz especial.

El término en concreto es branding, que como bien sabes, ¡no es más que una forma “no cristiana” de hablar de marca de empresa!

Y el matiz es el branding personal.

En este artículo queremos introducirte al arte de hacer relucir tu marca personal en el diseño de una web.

Y qué mejor ejemplo que la preciosa web de Marta Simonet: Mésame Mucho.

Mésame Mucho o el arte del branding personal en tu web

El día que descubrimos Mésame Mucho sufrimos un soponcio de aquellos que te describíamos en este artículo.

TPI, ¿recuerdas? Trastorno por perfección inesperada.

Estás navegando tranquilamente por internet, de web más o menos aceptable a web más o menos aceptable, hasta que descubres un espacio que te deja sin respiración.

A nosotros, los que trabajamos en agencias de publicidad digital, los síntomas se nos multiplican.

Mésame Mucho es uno de los ejemplos de páginas web que saben traducir una marca muy bien cuidada a su espacio digital.

¿Cómo?

Te lo contamos inmediatamente, pero antes, recapitulemos.

¿Qué es una marca personal?

Estamos frente a la democratización del branding de antaño.

El tipo de promoción que en su día estaba limitado a las grandes agencias de marketing y publicidad y a las grandes marcas internacionales, ahora está al alcance de todos nosotros.

De manera que, cualquier emprendedor/a que hoy intente vender un determinado producto y/o servicio en Internet, tiene una gran ventaja en sus manos: su marca personal.

¿Qué ocurre?

Que no todo el mundo es capaz de:

  • a) Identificar las cualidades más atractivas de su marca.
  • b) Traducirlas adecuadamente a la web y al resto de nuestras propiedades digitales.

Pocos saben crear una marca personal tan clara y atractiva como la de Marta Simonet.

¿Por qué nos enamora la marca personal de Marta Simonet en su web?

Marta Simonet, comentaba ella misma en Bon Viveur, es “una soñadora empedernida y una aventurera de risa fácil”. Ha sido reportera y presentadora de TV y eventos y posteriormente creadora de contenidos digitales.

Mésame mucho es su blog personal, “reflejo fidedigno de todo aquello que mueve, inspira y llena a Marta Simonet […]: Recetas suculentas, pruebas de toda clase de productos y alimentos, ideas para decorar una mesa en cualquier ocasión y una cuidada estética.

Desde que aterrizas en la web de Marta, se crea un vínculo emocional y estético entre su marca personal y tú, el lector.

Marta conoce a su audiencia y sabe lo que quiere de ella. El mensaje al que responde, el diseño que le atrae, los colores que le absorben, las imágenes que le cautivan y el contenido que le interesa.

Existe una cohesión clarísima entre la marca personal de Marta con su expresión en la web y en sus redes sociales.

Todo está donde debería estar.

Marta simonet

EL conjunto global de los elementos de la marca de Marta responde a las expectativas que sus lectores (tú a partir de ahora, nosotros y un montón de seguidores) tienen de ella.

Sabemos perfectamente, que no pueden esperar menos de una profesional de este calibre.

Y Marta no les defrauda.

Al contrario. Marta enamora con una web cuidada a todos los niveles: comunicativo, estético, informativo, etc…

Ese compromiso por conseguir una cohesión perfecta entre la marca y el diseño web no es fácil. Y es ahí, donde nosotros recomendamos ayuda de un equipo profesional.

¿Por qué necesitas cuidar tu marca personal?

O mejor, hagamos la respuesta de otra manera. ¿Qué sucede si tu marca personal luce descuidada?

Sucede que, tú luces descuidado.

Y en un mar de empresario/as luchando por el mismo pedacito del pastel que tú, no te puedes permitir el lujo de lucir descuidado.

Esa dejadez de marca te sentencia al olvido.Te quita visibilidad. Te resta posibilidades.

Le dice a tu cliente: “me van las medias tintas”. Esa dejadez de marca tiñe tu reputación como profesional.

Invertir en tu marca personal antes de lanzar tu web o nuevo proyecto es ser inteligente y demostrar a ese grupo de gente que tanto te importa, tu cliente, que estás 100% comprometido con tu trabajo y con vuestra relación.

Demuéstrale que te tomas las cosas en serio.

Que te importa.

Y que tú eres el pedacito del pastel que le va a sentar mejor 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *