Instagram no te rinde porque tu marca comete estos 5 graves errores

5 errores mas comunes de instagram que debes evitar

Más de 4.200 millones.

En Instagram se producen más de 4.200 millones de “me gusta” cada día.

Se podría decir que Instagram es el lugar más feliz del mundo.

Aquí todo tiene un filtro bonito…

Aquí a todo el mundo le fascina lo que tienes que contar.

Pero, de lo que no cabe ninguna duda es que, este paraíso terrenal está algo “sobrepoblado”.

Por Instagram pasan más de mil millones de usuarios y usuarias cada mes.

500 millones al día.

Esa es una de las razones por las que tu marca no está sintiendo todo ese amor.

El patio está demasiado lleno.

Y llegar a tu usuario ideal se está poniendo cada vez más difícil.

Pero…

Pero, también puede que tú, como tantos miles de empresario/as, estés cometiendo algún que otro error.

Sería posible, ¿no?

Sigue leyendo, estamos seguro/as de que pecas de al menos uno de los siguientes errores.

 

Instagram no te rinde porque tu marca comete estos graves errores

1. Falta de compromiso

Te inspiras, le das al botón de la cámara con más o menos gracia, te apresuras a publicarlo sin dedicarle ni un minutito al tema creatividad y esperas que con el filtro de Instagram se producirá la magia.

¿Comentarios?

¿Contexto?

Lo que se te ocurre en aquel momento, pero escueto, “¡que tampoco hace falta pegarle un rollo a la audiencia cada día!”.

Eso es una publicación fantasma.

No surge de una estrategia inteligente.

No ofrece información de valor.

No inspira.

Y si alguien reacciona…“¡buff, ahora no tengo tiempo!”.

Y si respondes, respondes con un corazoncito, que es lo más rápido.

Error.

Responder a los comentarios de tus seguidores no es suficiente.

Tienes que hacer todo lo posible para interactuar con ello/as, preferiblemente con aquellos que comparten intereses contigo.

Busca hashtags que sean relevantes en tu sector, encuentra publicaciones relevantes y comenta.

Pero, nada de “me encanta” o “qué bonito”.

Tus comentarios deben ser naturales y personalizados, y deben intentar iniciar una conversación.

Que de eso se trata.

 

2. Usas los hashtags incorrectamente.

Los hashtags no están para hacer bonito.

Son una parte muy importante del marketing de Instagram.

Te ayudan a acercarte a otras personalidades en tu nicho y a ser descubierto/a por clientes potenciales que estén interesados ​​en tu contenido, productos y servicios.

Sin embargo, para que tus hashtags sean efectivos, hay que hacer las cosas bien hechas.

No es cuestión de atiborrar tu post con multitud de hashtags.

Es cuestión de analizar las que llaman más la atención a tu audiencia y generan mayor compromiso.

Y es cuestión de utilizarlos inteligentemente para crear conversaciones a largo plazo.

 

3. Demasiado autobombo.

Instagram está pensado para ser interactivo.

Autopromocionarse es lo contrario de la interactividad.

Darle al autobombo constantemente te hace parecer desesperado/a y aburrido/a.

Seguro, tienes un montón de historias que contar sobre tu negocio.

Pero, por favor, ¡resiste la tentación de contarlas todas a la vez!

Porque como el usuario/a vea cinco fotos seguidas de promoción de tu cuenta, va a ir directo/a a darle al “Unfollow”.

Es cuestión de promocionar tu marca sin autopromocionarse.

Prueba algo inusual, transgresor, divertido, de última actualidad.

Una imagen atractiva que evoque una emoción con una leyenda que provoque una reacción.

¿Que tienes demasiado contenido para publicar?

Para eso están también las historias de Instagram o la IGTV.

 

4. Demasiado contenido “pulido”

Ya sabes, aquellos “flatlays” perfectísimos…

O imágenes altamente editadas…

O fotos que prestan gran atención al detalle.

Tampoco hace falta.

La gente quiere autenticidad.

Sí, bonita.

Con filtros.

Pero, autenticidad.

Momentos reales.

Simples.

Momentos con los que se identifiquen.

Es cuestión de combinar contenido estático y video de manera creativa, pero sin excesos.

Casi nada.

 

5. Seguidores, ‘me gusta’, y comentarios comprados 

Repetimos, no es la cantidad, es la calidad.

No quieras vencer al sistema y pagar a un programa de bots para que te compren seguidores.

Porque lo que vas a obtener es compromiso falso y «personas» que tienen un peso muerto en tus metas.

Lo que está claro es que esos seguidores comprados no se van a traducir a ningún tipo de ventas.

La única forma de hacer crecer tus seguidores orgánicamente en Instagram es evitar los errores que te comentamos en este post y compartir contenido increíble constantemente.

¡Deja de obsesionarte con el número de seguidores!

¡Lo que te interesa es el compromiso que esto/as tienen con tu marca!

Tu misión es crear una comunidad leal en Instagram que te ayude a hacer crecer tu negocio.

Una comunidad de personas realmente interesadas en tu contenido y marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *