El Marketing emocional: de humano a humano, ¡no lo olvides!

marketing emocional

¿Tienes la sensación de que te has convertido en un número para muchos negocios?

¿Que tienes que aguantar sus infinitos “embudos de venta” pero en cuanto “te pillan” pasan totalmente de tu opinión y bienestar?

¿Cuántas veces has acabo echando fuegos por la falta de humanidad en el trato de un negocio?

Nosotros, muchas.

¡Y no sabes lo que nos llega a irritar!

Después sacamos nuestro secreto mejor guardado del cajón (nuestro buen humor ☺) y se nos pasa todo…

¡Pero no vamos a negar que las malas maneras nos crispan temporalmente!

Y es que, al gestionar un negocio de diseño web sabemos lo súper mega importante que es tratar al cliente como un ser humano.

No es que sea súper mega importante.

Es que es la única manera de gestionar un negocio y triunfar hoy.

–¿No nos crees?–

Pues sigue leyendo porque nuestra intención es que no te estanques en lo que se conoce como “marketing industrial”.

Simplemente, hoy, ese formato, ha dejado de funcionar.

El marketing humano vs el marketing industrial

La clasificacion y nomenclatura “Marketing Humano vs Marketing Industrial” aparece por primera vez en el informe “Bienvenido a la Era Humana” publicado por dos gigantes del marketing digital en 2013, la empresa de consultoría de branding Lippincott y la agencia publicitaria Hill Holiday.

the human era

Los resultados que obtuvieron tras encuestar a 5,000 consumidores y 300 marcas dieron lugar al “Índice de la Era Humana”.

En este ranking se posiciona en primeros lugares a las empresas que tratan a sus clientes con honestidad, empatía, transparencia…

Es decir, a las empresas que tratan a sus clientes como seres humanos.

Sí, aunque cometan errores…

Lo importante es que intenten solucionarlos actuando con empatía y dialogando con el cliente desde el corazón.

No desde la cuenta bancaria.

Esa es la clave del marketing humano.

Cualquier otro enfoque, ya no funciona.

La época en la que una aerolínea deniega un reembolso a un veterano de las fuerzas armadas a quien le resultó imposible viajar tras descubrir, ¡que estaba muriendo de cáncer! y se sale con la suya…

Ha terminado.

La época en la que otra aerolínea arrastra a un cliente por el pasillo porque se niega a evacuar el avión al haber cometido la aerolínea un grave error de overbooking, ¡y le cuesta al hombre una concusión y una nariz rota!…

Esa época “industrial” y deshumana, afortunadamente pasó a la historia.

No solo porque las redes sociales sean muy poderosas y puedan terminar con una empresa “industrial” si se lo proponen…

Porque estamos ya hartos todos de este consumismo impersonalizado.

–¿Verdad?–

Entonces, ¿cómo conectas con el cliente de hoy a nivel humano?

Según Hill Holiday y Lippincott debemos “presentar una historia honesta de manera consistente a través de una experiencia inspiradora.”

La base de esa historia, el elemento que va a hacer que no te quedes estancado en la “era industrial”, es comunicar con corazón.

Tanto en tus mensajes escritos como en tus mensajes visuales…

En todos tus puntos de contacto con el cliente: en tu web, en tus redes, en tu blog, en tus emails, en la forma cómo le respondes, en la forma cómo le atiendes…

Siempre.

Pero ¿qué quiere decir eso?

¿Qué quiere decir “entablar un trato humano con el cliente”?

Quiere decir entablar una conversación genuina.

Demostrarle que detrás de tu empresa hay un humano interesado por su experiencia y opinión.

Darle a entender que le estás escuchando.

Que sabes lo que quiere.

Lo que necesita.

Lo que le duele.

Y lo que le hace feliz.

Entablar un trato humano con el cliente significa resolver sus problemas.

Con alegría.

Con buen humor.

O como muy bien dice Jeff Bezos, fundador de Amazon: “Nosotros consideramos a nuestros clientes como invitados a una fiesta en la que nosotros somos los anfitriones”.

¡Invítales a tu fiesta!

¡Conviérteles en protagonista de tu historia!

Haz que la viva.

Que la disfrute…

Que quiera repetirla…

Que quiera compartirla.

Y mantenle intrigado capítulo a capítulo…

¿Por dónde empiezas?

¡Empieza por tu web!

Establece un vínculo humano con tu cliente desde el primer momento que llega a tu página.

Llega a su corazón.

Con POM Standard.

¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *