Tus CTAs serán más efectivas si las colocas aquí y las diseñas siguiendo estos principios

Dónde colocar las CTAs [Consejos y Tips]

CTA = Llamada a la acción.

Eso lo tienes claro.

Queremos que el usuario que llega a nuestra propiedad digital tome una acción concreta (que puede ser la compra, la suscripción, la descarga, la difusión, etc.).

Y llamamos su atención para que lo haga.

Con un botón destacado…

Un enlace…

Un titular, etc…

Y ya está, ¿no?

Esto no tiene más vuelta de rosca.

Sí y no.

Esa es la definición de una CTA.

¿Vuelta de rosca?

Muchísima.

Una buena CTA lleva muchísima psicología detrás.

Así que vamos a por la psicología primero, y luego nos ocupamos de la ubicación.

¡Cuando salgas de aquí vas a tener las CTAs más efectivas de este planeta!

La mente de tu usuario espera la CTA

Porque es la progresión lógica en cualquier texto digital.

Porque la ha visto desde que ronda por Internet.

Su mente está preparada para la experiencia de ser llamado a actuar.

Se sabe más que de memoria el siguiente paso.

Su mente ha decidido que habrá una Llamada a la Acción.

¿No la encuentra?

¡Caos mental!

¿Dónde está? se pregunta…

¿Dónde está el botón, el enlace, el titular?…

¿Qué quieren que haga ahora?

¿A dónde quieren que me dirija?

Por eso, tú misión es proporcionarles una CTA siempre.

La CTA juega con la curiosidad y la tendencia a la anticipación del usuario

Es impepinable.

Vemos un botón, y queremos saber qué pasa al pulsarlo.

Los humanos somos así de curiosos.

¡Lo tienes allí! ¡Tan cerquita!

¡Vamos a ver qué pasa si le doy! ¿A dónde me llevará? ¿Qué promesa se me hará?

No podemos evitarlo.

El botón nos desequilibra el sistema y la única manera de equilibrarlo es pulsándolo.

Por eso es tan importante utilizar palabras en las CTAs que prometan descubrimiento, secretos, o algo parecido que les gratifique con algo de lo que en ese momento carecen.

Además, es que, a los humanos nos va mucho lo de anticipar.

¡Nos pasamos todo el día anticipando!

Que si va a sonar la alarma…

Que si va a pasar el cartero con más facturas…

Que si la bandeja de entrada va a estar llena de spam…

Pero, la anticipación es muy puñetera y nos suele engañar.

Lo pinta todo de color mucho más rosa de lo que es.

Pero, a nosotros no nos importa.

Nos encanta el juego de la anticipación.

La CTA refuerza el sentido de Recompensa de tu usuario

Porque a estas alturas, sabe perfectamente que, al hacer clic sobre un botón, normalmente le va a aparecer algún tipo de recompensa.

Le ha pasado tantas veces, que ahora está predispuesto a buscar esa recompensa.

Se ha convertido en un hábito.

¿Cómo sacas máximo provecho a ese hábito que hemos formado los humanos?

Analizándolo/a.

Eso, por encima de todo.

Porque, aunque la psicología descrita arriba suele ser universal, también es cierto que cada colectivo/persona tiene sus preferencias.

Así que, prueba, prueba y vuelve a probar.

Está clarísimo que factores como el texto o el color de una CTA pueden variar considerablemente su eficacia y niveles de conversión.

¿Analizado/a?

¡Genial!

Ahora, colócalas en tres puntos estratégicos:

1. En la parte superior de tu contenido (web, página de inicio, página landing, blog, etc.).

¿En serio?

¿No es demasiado, demasiado pronto?

En la mayoría de los casos no.

Sobre todo, si le estás ofreciendo la recompensa de la que hablábamos antes: ¿una guía gratis? ¿Un descuento? ¿Un tutorial en YouTube?

No dudes en plantárselo delante lo antes posible.

2. En la parte final de tu contenido

Ha leído todo lo que tenía que leer, y eso significa que has despertado su interés.

Aprovecha esa buena disposición, ubicando una CTA en este punto clave.

No le dejes salir de ahí sin darle la posibilidad de satisfacer esa potente curiosidad innata que lleva dentro.

3. En la parte lateral de tu blog

Porque tu usuario se está acostumbrando a ver esas CTAs en la barra lateral de muchos blogs.

 

¡Hemos creado un hábito, y hay que aprovecharlo!

Te parecerá una simpleza, pero no lo es.

La CTA es un jugador muy importante en tu equipo virtual.

Así que, ¡dale el protagonismo que se merece! ¡Y no lo coloques en posiciones donde no va a poder hacer su labor bien hecha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *