Diseño de Páginas web para restaurantes y la hostelería: ¡digitalizar es la única opción!

▷ Diseño de página web para restaurantes [A medida]

Si antes cabía alguna duda, este año ha dejado de haberla.

El negocio de hostelería del 2020, en plena pandemia del Covid-19, o digitaliza o baja las persianas definitivamente.

Una canción triste, que seguramente estés harto/a de oír.

Pero, es que es así.

Lo sentimos.

Lo único que podemos sugerir es que, no te lo tomes como, “qué pesados con la digitalización, bastante problemas tenemos ya los hosteleros”.

Tómatelo como: “!la de oportunidades que se me presentan con una mínima inversión!”.

Porque, es cierto, las posibilidades que se te van a abrir son infinitas.

Algunas, igual ya las tenías en mente.

Otras, puedes sacártelas de la manga y pueden representar la diferencia entre la mera subsistencia y una fuente de ingresos adicional importante este año y para siempre.

¿Cuál es tu primer paso?

Lo sabes.

El diseño web.

Del bueno.

El diseño web especializado en el sector hostelería.

No el diseño que te va a hacer por cuatro euros el chavalillo del vecino que estudia algo de programación en la uni.

No.

Lo sentimos, pero ese no te vale.

Ese tipo de diseño de páginas web para restaurantes está haciendo mal a muchísimos negocios.

Necesitas un equipo especializado en diseño de páginas web para restaurantes y hostelería.

¿Por qué?

Te lo contamos a continuación.

Sigue leyendo.

 

¿Por qué el diseño de páginas web para restaurantes y hostelería exige un equipo especializado?

Porque hemos entrado en otra era.

En realidad, hace ya unos años que nos adentramos en un nuevo entorno de negocios para la hostelería.

Este año, lo que ha hecho, ha sido cambiar el paradigma.

Este año ha acelerado el proceso inevitable hacia el que todos los restaurantes de éxito hace tiempo que se dirigían: la digitalización de calidad.

Es decir, nada de una webecilla hecha de cualquier manera para que los clientes te encuentren en internet.

Eso se acabó.

Eso te perjudica un montón.

El nuevo paradigma exige que el diseño de páginas web para restaurantes y hostelería ofrezca una experiencia de usuario extraordinaria.

Y para eso necesitas profesionales que dominen tanto los aspectos creativos como técnicos de tu web.

Profesionales que sepan encontrar el mensaje de impacto que te va a diferenciar de los muchos negocios de hostelería que ahora mismo se las ingenian para llamar la atención del mismo cliente que tú.

Profesionales que sepan equilibrar ese mensaje con un diseño que a la vez que refleje la personalidad de tu marca, fascine, informe, abra el hambre y facilite la reserva de tu cliente.

Ese equilibrio, exige experiencia.

Ese equilibrio, exige conocimiento no solo técnico, pero también del sector.

Ese equilibrio es el que produce un diseño de páginas web para restaurantes y hostelería como el que compartimos a continuación.

 

Diseño de páginas web para restaurantes y hostelería: tres ejemplos a seguir

 

Gran Bar La Espiga 

Si eres donostiarra o visitante asiduo a nuestra ciudad, tienes que conocer el Gran Bar La Espiga.

La Espiga lleva con nosotros desde 1928.

¡Casi nada!

Un siglo creando clientes felices con su cocina vasca.

Diseño web para bares

Por eso, estaba claro que una de las prioridades del diseño web de este mítico restaurante era reflejar la gran tradición y el arraigo a su tierra.

Al ponernos manos a la obra, nuestro equipo trabajó con muchísimo respeto por este gran icono de San Sebastián y por todas las generaciones que han formado parte de la creación de este mágico rincón gastronómico…

Intentamos encontrar el equilibrio perfecto de todos los elementos que componen una web para la hostelería funcional y persuasiva:

  1. Copywriting: textos persuasivos escritos en un tono de voz coherente y a la vez persuasivo e impactante, storytelling, propuesta única de ventas, llamadas a la acción, etc…
  2. Branding: logo, paleta de colores, fuentes, iconografía, etc…
  3. Diseño web: fotografía profesional, navegación, estética, usabilidad, seguridad de pago y una experiencia global del usuario extraordinaria.

Nos aseguramos de que estos tres elementos clave encajasen a la perfección.

El resultado habla por sí solo.

¿Qué opinas?

 

Aspaldiko

Catalogado por el gobierno vasco como “bien cultural calificado en categoría de monumento“, Aspaldiko es uno de los últimos ejemplares de la tradicional arquitectónica vasca donde el cliente aún puede sentir, saborear y vivir nuestra cultura en vivo.

Una experiencia única como esta exigía una web única.

Pero, además de desarrollar un escaparate digital, lo que queríamos era generar una nueva fuente de ingresos adicional para un negocio de hostelería que ofrece experiencias tan especiales a sus clientes.

¿Qué hicimos?

Crear una tienda online donde el cliente pudiera acceder a distintas Experiencias Aspaldiko.

De esta manera, desde una plataforma cómoda y segura, el usuario puede comprar bonos de regalo para sus seres queridos y ofrecer Degustaciones y Maridajes que, de otra manera no les hubiese sido posible.

 

Boroa 

Boroa Jatetxea está ubicado en un encantador caserío del siglo XV.

Con unos espacios exteriores de un verde de ensueño y una cocina de mucha talla, el diseño web de este restaurante tenía que reflejar su magia.

Diseño web para restaurantes

El equipo POM creó una web nítida y minimalista que realza las imágenes de la gastronomía de Boroa y enamora al cliente desde que aterriza en este escaparate digital.

Además de la grata experiencia que la nueva web de Boroa ofrece al usuario, esta también aporta ingresos adicionales al restaurante mientras este se ve forzado a tener sus puertas cerradas.

Además de los Menús de Degustación de regalo, desarrollamos para Boroa también una sección “Para Llevar”, que le permite hacer llegar su cocina a aquellos clientes que quieren disfrutar de una cocina de calidad y la experiencia Boroa en casa.

¿Qué nos dicen estos tres ejemplos de diseño web para restaurantes y la hostelería?

Nos dicen que ahora mismo, hay tres elementos que pueden transformar radicalmente tu modelo de negocio y que son imprescindibles en cualquier web de hostelería en el 2020.

 

Los tres elementos adicionales que toda web inteligente para la hostelería tiene que tener en 2020

1. Sistemas de reservas

Cuando el espacio interior y exterior de tu negocio se ve considerablemente reducido, vas a tener muchos clientes decepcionados.

Para evitar que eso suceda, y para seguir las normativas impuestas como resultado del Covid-19, es imprescindible que tu web cuente con un sistema de reservas virtual.

Así, cuando estés al 30, 40 o 50% de tu disponibilidad normal, tu sistema de reservas te ayudará a acomodar a tus clientes y a organizar tus servicios.

Nada de caos…

Ni de confusión.

Nada de tener que pagar a una persona especialmente que se dedique exclusivamente a ser “la policía de las reservas”.

Con este tipo de sistemas integrado a tu plataforma digital tienes todas tus reservas perfectamente enumeradas para ti y para tu equipo esa mañana, mediodía o noche.

¡Y tú sabes el tiempo y dinero que te puede llegar a ahorrar un sistema automático de reservas como este!

¿Que estás convencido de que no todo el mundo que reserve se va a pasar por el restaurante?

No te preocupes. Incorporamos un sistema de pago y solicitamos un depósito de manera sencillísima y segura para el cliente.

 

2. Sistema de pedidos online

Está claro que las entregas a domicilio son uno de los elementos que, en tiempos “normales”, disparan a un restaurante de la mera subsistencia al crecimiento exponencial.

En Pom Standard hemos visto una y otra vez como, en cuestión de semanas, con un sistema de pedidos eficaz, los ingresos pueden multiplicarse significativamente.

Este año, todo es menos predecible, pero lo que sí que es cierto es que el sistema de pedidos online está siendo la salvación de muchísimos negocios que no pueden seguir ofreciendo su gastronomía de manera física a sus clientes.

Eso sí, hay que estar bien organizado.

Para poder atender a clientes físicos (por poquitos que sean) y virtuales adecuadamente, tu restaurante debe funcionar como una máquina perfectamente engrasada y el diseño de tu web debe facilitar la gestión de los pedidos que por allí se tramitan.

Pom Standard implementa los sistemas de pedidos online de mayor calidad y popularidad en tu web (Uber Eats, Deliveroo, Just Eat, Glovo, etc…), y te asesora para que los sistemas en tu web de hostelería sean lo más eficaces posibles.

 

3. Tienda Online

Similar al concepto anterior, pero algo distinto.

Porque, el día que publicas la tienda online de tu negocio HORECA, no te limitas a ofrecer los platos en tu carta.

El día que publicas la tiendo online de tu negocio puedes ofrecer los ingredientes locales especializados que utilizas para preparar tus exquisitos platos.

Puedes ofrecer bonos de regalo.

Libros de cocina.

Utensilios.

El pan que elaboras cada día.

¡Incluso puedes crear cursos de cocina para tus seguidores!

¡O un market place apoyando a todos los productores locales!

Cuando creas una web para tu negocio de hostelería hoy, en 2020, el límite es tu imaginación.

Como te insinuábamos al principio, este año, a pesar de las tristes circunstancias que vivimos, con una mínima inversión se te pueden presentar un sinfín de oportunidades que no se te hubiesen ocurrido si los dioses no nos hubiesen hecho este “regalito”.

¡Aprovéchalas!

Y recuerda: tu primer paso empieza respirando profundamente y contratando el diseño de la página web de tu restaurante o negocio de hostelería a un equipo de profesionales especializados.

Lo contrario es negarte esas maravillosas oportunidades que se esconden por este (aparentemente) difícil camino.

¡Ánimo!

¿Tienes alguna duda?

Contáctanos

Rellena el formulario o llámanos al 943 96 95 96.


Puedes escribirnos a info@pom.es si lo prefieres.


Ven a visitarnos a nuestra oficina.

POM Standard trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.