La firma de tu email, ¿necesita diseño?

¿Cómo personalizar la firma del correo electrónico?

Ya sabes qué te vamos a responder, ¿no?

Te vamos a decir que en este mercado súper mega competitivo en el que trabajamos, todo cuenta.

Incluso algo que pueda parecer tan insignificante como la firma de tu email.

O sea que, si quieres dejar de leer aquí mismo, ¡listo!

¡Ya tienes a por lo que veías!

Sí, la firma de tu email necesita diseño.

Pero, si no estás muy convencido/a…

O, te tomas tu lectura muy en serio y quieres averiguar por qué es importante que la firma de tu email luzca lo mejor posible, ¡te invitamos a que sigas leyendo!

¿Por qué la firma de tu email necesita diseño?

¡Porque hay que diferenciarse!

¡Empecemos por lo obvio!

Esto es como ir a buscar trabajo: ¿en quién se va a fijar tu entrevistador? ¿En el candidato que le envía su curriculum en el formato de toda la vida o en ti que te curras la personalización de tu firma?
Correcto.

Lo mismo le sucede al empresario/a digital.

Comunícate con tus clientes con una firma cuidada que destaque tu fotografía, tu identidad de marca, tus infoproductos, e incluso tu mensaje de venta, y verás cómo tu cliente dice, ¡olé, este/a sí que se toma su trabajo en serio!

Es decir, con ese pequeño detalle estás generando un valor muy importante en tu cliente: estás generando confianza.

Cuidar el contenido y el diseño de tu mensaje es decirle al mundo: ¡Oye! ¿Ves? ¡Puedes confiar en mí! ¡Porque me lo tomo muy en serio, incluso algo tan sencillo como la firma de mi email!”.

¡Deja huella personalizando tu firma!

¿Sabes cuántos emails se envían en un día en todo el mundo?

Un estudio elaborado por Radicati Group en 2018 estima que el número de correos electrónicos enviados cada día en todo el mundo gira alrededor de la flipante cifra de 281 mil millones.

Y ¿cuántos de esos crees que le llegan a tu cliente en un día?

Según un estudio de la Escuela de Computación Interactiva del Instituto Georgia Tech, un usuario corporativo envía unos 112 mensajes cada día de promedio.

A todo eso, súmale los miles de mensajes publicitarios, whatsapps y otro tipo de comunicaciones que le llegan a sus diversos dispositivos…

Y como podrás imaginar, si quieres que se fije en ti…

Si quieres obligarle a detenerse y prestarte atención…

Tienes que sacar la artillería mayor.

En este caso, en forma de una firma diseñada con cariño.

¡Una firma que incluya imágenes si es posible!

Porque no olvides que nuestro cerebro piensa y recuerda en imágenes, no en palabras.

Si la imagen es llamativa, el cerebro del destinatario de tu email la registrará sin ningún esfuerzo, y es muy probable que la recuerde a muy largo plazo.

¡Y porque hay que promocionarse!

Tanto si eres autónomo, como si eres freelancer, como si eres empresario/a de denominación ambigua…

Tu firma está haciendo una labor de promoción muy importante por ti con cada email que envías.

Si tu firma refleja tu identidad de marca…

O tu personalidad si eres un freelancer…

Tu firma está contribuyendo a aumentar la visibilidad de tu negocio.

Así, sin hacer apenas nada.

Simplemente haciendo algo que tendrías que hacer de todas maneras.

¿Se te ocurre algún tipo de publicidad más asequible?

Genera confianza.

Aumenta tus oportunidades.

Cuenta una historia coherente.

Con una firma de diseño para email.

Porque las impresiones “suficientemente buenas” han dejado de funcionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *