Growth Hacking, el colega que todos quieren tener

POM Standard | ¿Cómo hacer Growth Hacking? [Consejos + Estrategias]

Siempre ascendente, siempre con miras a tu destino final, siempre con ganas de aprender y optimizar.

Así es la mente del/a emprendedor/a de hoy. ¡Así es tu mente! ¡Una fuente de ingenio imparable!

Si fuese por ti, tu negocio no vería límites pero…

Pero la realidad a veces te pone el freno de mano.

¡Te encantaría poder invertir en ciertos recursos, pero superan tu presupuesto de largo!

Luego está el tiempo, claro, que desaparece sin pistas y hace que se esfumen todas aquellas metas tan bien trazadas que tenías.

Y el destino cada vez queda un poquitín más lejos. Y en lugar de ir en ascendente, todo parece cuesta abajo.

¿Verdad?

Y, ¿sabes qué? ¡Que no pasa nada!

¡Entra en escena el Growth Hacker! El salvador de la pequeña empresa con mucho potencial, pero pocos recursos y tiempo.

¿Quién es este personaje?

Sigue leyendo.

 

¿Qué es el growth hacking y quién es el growth hacker?

Se le ha descrito como “aquel que se mantiene en un estado de búsqueda constante de ideas y tácticas para conseguir la escalabilidad de un producto y/o negocio”.

¿Un asceta?

¡Ja! Sí, pero no. ☺

La mente del Growth Hacker es como una sala de máquinas, siempre activa, siempre indagando, siempre cuestionando y siempre intentando encontrar la manera de hacer crecer la base de usuarios de tus productos.

Esta mente prodigiosa es capaz de darle vueltas a esa realidad que temporalmente parece estar bloqueando tu camino y encontrar estrategias de crecimiento que te lleven al éxito en el menor tiempo posible y empleando los menores recursos posibles.

El Growth Hacker disecciona tus productos. Disecciona tus procesos y sistemas y las estrategias de venta y marketing que has estado implementando hasta ahora.

Los estudia. Busca las características que pueden generar crecimiento.

En su mente se lee siempre esa misma palabra: Crecimiento.

Te propone nuevos sistemas de análisis, procesos de mejora, y estrategias de marketing para acelerar tu ascenso hacia tus objetivos y sugiere canales y acciones de distribución que consigan un alto número de leads por un presupuesto muy limitado.

Pruebas concretas. Ejemplos.

Eso es lo que quieres, ¿verdad?

Quieres saber qué hace exactamente el growth hacker que llega a tu puerta y te descompone todos tus esquemas anteriores.

Ahí va.

 

Así funciona el growth hacking

Ejemplos de growth hacking, los tienes en todos lados. Solo tienes que fijarte en los grandes del mundo digital.

Desde los descuentos que te ofrece Uber cada vez que haces una recomendación, hasta la opción de registro gratis que te ofrece Spotify y que te lleva muy discretamente hacia su versión Premium.

Pero, como sabemos que quieres ejemplos más concretos, compartimos algunas de las estrategias que los growth hackers suelen aplicar a sus clientes:

  • Gamificación. ¿Sabes la barra aquella que te aparece en LinkedIn cuando rellenas tu perfil y te dice el porcentaje que te falta? Eso ya es gamificación. Es decir, la gamificación no es más que crear juegos (games) sencillos dentro de tus propios productos que incentiven a tus usuarios a tomar la acción que a ti te interesa que tomen. A Dropbox, por ejemplo, siempre le ha interesado que sus usuarios se acostumbren a almacenar sus archivos en su plataforma y nos ha ofrecido megas extras de almacenamiento a cambio de realizar acciones diversas como invitar a otros usuarios. Pequeñas acciones que para nosotros son como un juego y que a ellos acaban por generarles crecimiento con una inversión mínima.
  • Invitaciones Exclusivas. La famosa versión Beta. ¡Prueba nuestra plataforma mientras está en versión Beta! ¡Invita a tus amigos! Y recuerda que solo es accesible por invitación. Y ¡zasca! Te tienen pescado con su exclusividad. Pinterest empezó así, ¿recuerdas? Tenías que solicitar que te enviasen una invitación. ¡Una idea estupenda para generar interés sobre el producto y hacerlo parecer más exclusivo! Si se implementa correctamente, un negocio puede crecer exponencialmente en cuestión de semanas desde el primer día.
  • Marketing de urgencia. Es aquello típico de: “!Apresúrate! ¡Tres clientes están reservando ahora mismo este hotel!”Probablemente no hay nadie más intentando reservar el hotel Alce Dorado en Wyoming, pero por si acaso, ¡reservas ya! Es el marketing de urgencia y todos picamos.
  • Freemium vs Premium. Spotify. Te suscribes a la versión gratis (Freemium), y entre canción y canción te envían incesantes mensajes subliminales que te recuerdan que con la versión Premium no tendrás que tolerar todos esos anuncios…

Y los ejemplos de growth hacking no terminan aquí.

Solo tienes que fijarte en las acciones de grandes, medianos y pequeños y verás cómo muchos de ellos aplican estrategias muy cuidadas de crecimiento: contenidos gratis y descargables, concursos en redes sociales, programas de referidos, etc…

Pero recuerda que, tu primer paso para crecer en el mundo de los negocios digitales es tener una presencia extraordinaria en forma de página web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *