Estos son los detonantes que obligarán a tu cliente a compartir tu contenido

Cómo hacer que tus lectores compartan tu contenido

¿Detonantes?

Sí, detonantes mentales…

Ya sabes, aquello que le va a provocar una explosión mental al lector de tu contenido que le obligue a tomar una acción.

La causa del efecto.

Incorpora estos sencillos elementos a tu contenido y le estarás incitando a compartir sin que se dé cuenta.

¿De qué activadores/detonantes te hablamos?

 

Estos son los detonantes que obligarán a tu cliente a compartir tu contenido

 

Detonante uno: brechas de información para despertar la curiosidad

Un estudio realizado por la Universidad Carnegie Mellon confirma lo que todos imaginábamos:

Estamos sedientos por consumir contenido que nos aclare algo sobre un tema desconocido.

¿No te pasa?

Estás mirando La casa de papel en Netflix, y corres a Google para ver cuándo llega la tercera temporada.

O le preguntas cuántos años tiene Alba Flores…

O de dónde es Álvaro Morte…

¿Está Andrés de Fonollosa vivo o muerto?

¿Verdad?

Recibimos tanta información que esta nos provoca nuevas preguntas constantemente.

Por eso, tal y como el estudio también plantea, el concepto de “brechas de información” es tan poderoso.

¿Qué es una brecha de información?

Vacíos de información en el contenido. 

Esas brechas despiertan la curiosidad emocional del lector.

Y tú, tienes que asegurarte de que la satisfaces.

¿Cómo?

Imagina que cierras un artículo en tu blog con una llamada a la acción a tu lead magnet. 

Le dirías lo que encontrará en ese documento. 

Los beneficios.

E incluirías una brecha de información como esta:

¡Atención: el 90% de los empresario/as digitales caen en la misma trampa y no lo saben! 

En la guía te explico cuál es esa trampa y cómo evitarla

 

Solo con esa frase, habrás plantado la potente semilla de la curiosidad.

¿Cuál es esa trampa en la que caemos todos? se estará preguntando…

¿Habré caído yo en ella?

¿Puede ser que sea eso lo que esté impidiendo mi éxito empresarial?

Esa frase, le obliga a seguir leyendo. 

Una estrategia simple, pero súper efectiva.

Eso sí, para que ese contenido se comparta, tienes que ofrecer una resolución que satisfaga la brecha de información que has generado.

¡Ni se te ocurra plantarles esa semilla para luego no abordarla o simplemente mentir!

 

Detonante dos: Diseño visual espectacular

No subestimes el poder del diseño.

Estamos todos tan saturados de información, que solo nos llama la atención la que se presenta de manera creativa.

Cuando alguien te conoce por primera vez, en su subconsciente se producen una serie de microimpresiones que le ayudan a decidir si quedarse o abortar misión.

Si tu contenido visual le parece más de lo mismo, su subconsciente va a tardar un segundo en tomar la decisión de abandonar.

Si tu contenido visual le cautiva, su subconsciente va a querer más.

Y si quiere más, seguramente, también va a querer compartirlo.

Por eso es importante que:

  • Uses imágenes de alta calidad
  • Compartas gráficos e infografías fáciles de leer con datos interesantes.
  • Mantén los cambios de color al mínimo. Emplea dos o tres colores primarios máximo, y asegúrate de que luzcan consistentes en todos tus puntos de comunicación con el cliente.

 

Detonante tres: el factor “asombro”

En su informe “Tendencias de Contenido 2018” BuzzSumo analizó las acciones sociales de 100 millones de publicaciones de blog (¡sí, 100 millones, menuda locura!).

¿Qué descubrió en este mega estudio?

Que la longitud cuenta a la hora de compartir.

El contenido de formato largo se comparte mejor.

¿Por qué?

Porque el contenido de formato largo produce lo que a nosotros nos gusta llamar “el factor asombro”.

Piénsalo, ¿qué te causaría mayor asombro?

¿Estar frente al Everest o estar frente a la colina de 400 metros detrás de tu pueblo?

Pero, no es solo el tamaño.

El contenido de formato largo suele ofrecer respuestas más completas a las preguntas de los lectores, lo cual aumenta su valor percibido y provoca ese deseo incontrolable de ser compartido.

Eso sí: ¡lo que no puedes hacer es presentarles un muro impenetrable!

Asegúrate de que sea un texto legible.

Sigue las pautas que te explicamos en Compartimos el checklist definitivo para crear contenido de valor para tus clientes, y ofrece consejos súper prácticos a tus lectores.

¿Por qué?

¿Qué relación tiene la utilidad con contenido “compartible” y/o “viralizable”?

Porque lo que el lector quiere es seguir unos pasos claros para conseguir un resultado.

Si se lo ofreces, van a compartir.

Ahí los tienes, tres sutiles detonantes que van a provocar un alud de “comparto” de tu contenido.

Y, sobre todo, no olvides enviar a tu lector a ese sitio maravilloso en el que quieres que acabe: tu blog, tu tienda online, tu página landing.

Dile siempre lo que quieres que haga y donde quieres que lo haga.

El mundo digital, es así, ¡ya sabes!

¡El tiempo es oro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *