¿Los comercios españoles tenemos que sumarnos a la fiebre del Black Friday?

Ideas para sacarle el mayor provecho al Black Friday

En los Estados Unidos, al último viernes del mes de noviembre se lo conoce con el sombrío nombre de Black Friday o Viernes Negro.

El Viernes Negro inaugura la temporada de compras navideñas.

¿Por qué tan pronto?

Pues nos cuenta la BBC que el término «Black Friday» se utilizó por primera vez en los EE. UU. El viernes 24 de septiembre de 1869.

Ese día, los financistas, Jay Gould y James Fisk, intentaron tomar el mercado del oro en la Bolsa de Valores de Nueva York, provocando una grave crisis y muchas bancarrotas.

De ahí salió el nombre, Black Friday, y quedó en eso.

Pero, luego, sucedió lo siguiente:

Desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX, el día de Acción de Gracias se celebraba en EE.UU. el último jueves de noviembre.

Pero en 1939 el último jueves coincidió con el 30 de noviembre.

¿Qué pasó?

Que al comercio le entró el canguelo pensando que no iban a tener suficiente tiempo entre ese día y las fiestas de Navidad y le pidieron al Presidente Roosevelt que declarara el inicio de las fiestas una semana antes.

Hasta que, a finales de 1941, el Congreso decidió que, a partir de ese año, el día de Acción de Gracias sería conmemorado el cuarto jueves de noviembre.

Así los comerciantes tenían una semana adicional de compras hasta Navidad.

Pero ¿y el nombre?

¿Cómo se adoptó lo del Black Friday? 

¡Ojo que no somos historiadores!

Pero si vamos a hacer las cosas, hay que saber por qué, ¿no?

Bueno, pues parece ser que en 1951, surgió lo que se conoce como «Síndrome del viernes después de Acción de Gracias» que en pocas palabras quiere decir que la gente pasaba de ir a trabajar el día después de Acción de Gracias.

Normal.

¿Cómo querían que la gente fuese a trabajar solo el viernes de un puente?

Y parece ser que se empezó a decir que ese síndrome «era una dolencia cuyos efectos adversos sólo son superados por los de la peste bubónica. Por lo menos, así se sienten aquellos que tienen que trabajar cuando llega el Viernes Negro».

Y de ahí surgió lo del Viernes Negro o Black Friday.

Desde hace años, la tradición del Black Friday se ha extendido globalmente.

Y hoy, ¡muchísimos comercios esperan con anticipación ese día para poder empezar su campaña de ventas navideñas un mes antes!

 

¿Te interesa participar en esta tradición norteamericana que ni te viene ni te va?

Pues sí.

Te interesa.

Igual que te interesa vestirte de Frankenstein, poner calabazas y telarañas por todos lados y exprimir al máximo Halloween.

Si tu meta es interactuar con tus clientes y vender, ¿por qué no aprovechar estas oportunidades?

Más del 80% de las empresas lo van a hacer.

Más del 80% de las empresas van a realizar algún tipo de promoción vinculada con el Black Friday.

¿Por qué vas a ser el único/a que no lo haga?

¿Tú sabes la de gente que estará buscando gangas ese Black Friday desesperadamente para ahorrarse unos euros en Navidades?

Además, es que ¡puedes incluso alargar las ofertas hasta el Cyber Monday!

 

¿Cómo puedes sacarle provecho al Black Friday?

Si este año no te da tiempo, no te preocupes.

Pero, para el año que viene, asegúrate de que el Black Friday está integradísimo a tu campaña global de publicidad online.

¡Que todos los cabos de tu calendario publicitario estén atadísimos!

Y cuando tengas clarísimo qué vas a promocionar y a quién, decide cómo hacerlo para máximo alcance.

Las opciones, como bien sabes, ¡son infinitas!

Tienes e-mails personalizados con tus ofertas…

Tienes las redes para anunciar a tus seguidores lo que les tienes preparado.

Sorteos, promociones 2 x 1, obsequios por compra, entrega gratis a domicilio…

En fin, que es cuestión de sacar todo tu ingenio publicitario, hacer lucir tus productos estrella e intentar que el Black Friday se convierta en un preludio exitoso de tu campaña navideña.

Haz que tu marca reluzca al máximo posible y que el cliente que te compre ese viernes fatídico para los estadounidenses no pueda dejar de hablar de ti a su círculo social…

¡Y que durante el mes de diciembre te sumerjas en el dulce vaivén de esa avalancha de compras tan deseada!

¡Y sobre todo no olvides tener tus propiedades digitales en perfectas condiciones!

¡Todo tiene que funcionar a la perfección!

Landings de ventas, plataformas de pago, sistemas de reserva online… ¡todo!

¿No lo está?

¡Habla con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *